La Premier League celebra el día del beso en pleno partido

Bien dicen que las cosas se deben arreglar con “abrazos, no balazos”, pero en la Premier League excedieron los límites del cariño entre jugadores.

Durante el duelo entre el Burnley ante el Cardiff City, en plena celebración del Día Internacional del Beso en Inglaterra, el delantero Ashley Barnes besó en dos ocasiones la nariz de su rival Joe Bennett durante un conato de bronca.

Crosas sufre la delincuencia mexicana

Así reaccionó Chicharito a la ovación de Old Trafford

Y es que ambos elementos se habían encarado tras dimes y diretes durante el primer tiempo, acabando el enfrentamiento con la muestra “de cariño” por parte de Barnes.

El árbitro central, Mile Dean, consideró dicha acción una agresión y no dudó en sacarle la tarjeta amarilla al atacante de Los Vinotintos.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ