Ojalá y los festejos estén a la altura de lo que se festeja

La celebración de los 500 años de la fundación de la ciudad de Veracruz, originalmente La Villa Rica de la Vera Cruz, esté a la altura de lo que no solamente estaremos festejando los jarochos, sino toda la entidad veracruzana y México en general. Pues no todos los días se cumplen 500 años manteniendo la importancia y trascendencia como lo es el ahora bello Veracruz, sino que fue y sigue siendo el puerto mercante más importante del país, amén de puerta de entrada y salida de todo lo que entró y salió del Viejo Mundo al macizo continental y de éste al mundo. Como también el encuentro oficial y formal entre el señorío de la Gran Tenochtilán y el Viejo Mundo, donde se desarrolla el origen de nuestra nación. Y, abundando en el tema, que el otrora islote de San Juan de Ulúa, fue y es también pieza más que clave en el desarrollo de la formación de nuestro país.

AHORA QUIEREN REBATIRLE A BERNAL DÍAZ DEL CASTILLO
Ya he comenzado a leer y oír toda una gama de opiniones sobre el tópico, desde el nombre original, hasta que no fue fundada en los areneros frente al islote en mención. No soy historiador y mucho menos investigador en el tema, además, nada más temerario el autonómbreme como tal. Simplemente soy un lector amante de la historia, sobre todo la de nuestro querido México. Además, no tengo elemento alguno necesario para rebatirle al afamado guerrero, explorador incansable, Bernal Díaz del Castillo, que además, siendo octogenario y prácticamente ciego, en la hoy Guatemala se estrenara como escritor, dictando a un buen número de aborígenes amanuenses, su trascedente, famosa y épica obra: “La Historia verdadera de la conquista de la Nueva España.

Tengo entendido Díaz del Castillo, vino con Juan de Grijalva en el viaje de reconocimiento y posteriormente con Hernán Cortés ya en plan de conquista.

VERACRUZ, PIEDRA ANGULAR DE LO QUE AHORA ES NUESTRA NACIÓN
De lo que recuerdo de su obra, es que describe vívidamente lo que era el arenero lleno de todo tipo de alimañas donde fundan La Villa Rica de la Vera Cruz. El viernes Santo de 1519. Habiendo llegado al islote de San Juan de Ulúa el día anterior, Jueves Santo. La premura de Cortés por fundar un Ayuntamiento se debe a que venía de huida de Diego de Velázquez, gobernador de Cuba, a quién le había pedaleado la bicicleta en la persona de su esposa, por lo que Diego no estaba nada contento con la cornamenta que lucía y quiso encarcelar a Cortés, pero, este, audaz como lo demuestra a lo largo de la historia, se hizo a la mar y llegando a la hoy Cozumel, arranca de ahí la circunnavegación hasta llegar a Ulúa y al otro día en el inhóspito arenero de enfrente, funda el primer ayuntamiento en la porción mayor de nuestro continente (no olvidemos en las Antillas ya habían fundado los españoles varios ayuntamientos. Y las islas también son el continente, por lo que Veracruz no es el primer ayuntamiento en América). Lo de Villa, por el asentamiento humano ahí fundado; lo de rica, porque ahí tuvo el encuentro con los embajadores de Moctezuma Xocoyotzin, portadores de muy ricos presentes, para solicitarle a Cortés volviera por donde venía. Que al ver éste la riqueza de la que era obsequiado, incuestionablemente debe haber dicho (¡Aquí falto yo!); lo de Vera, de verdadera y Cruz, viene del Viernes Santo, otrora el Día de la Cruz. Para luego quedar en el apócope de Veracruz.

TODOS LOS DEMÁS HAN ESCRITO A TORO PASADO
Después de Bernal, vinieron toda una gama de historiadores, todos a cual más respetable, pero, ninguno había estado en el baile, o sea, viviendo y experimentando los hechos de la guerra de la conquista. Por los tanto, supusieron. No habiendo entonces manera de rebatirle nada a Díaz del Castillo. Y por tanto, su obra es el “Padre Nuestro” de la Conquista y nada más.

NI CORTÉS DA EL MES Y DÍA
Lo del 22 de abril, ha sido por tener que darle día a la fundación, pero, es inexacto. Pues incluso, la Primera Carta de Relación de Hernán Cortés a Carlos V, se perdió y la segunda, que le dan la calidad de Primera, también habla del Viernes Santo de 1519. Nunca dice mes y día.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.