La segunda revolución petrolera terminaría el reinado de la OPEP

Una segunda revolución petrolera del fracking haría que el mundo ya no necesite el crudo de la Organización de países exportadores de petróleo (OPEP), que reduciría su bombeo en 380,000 barriles, correspondiendo el 70% de la producción mundial a Estados Unidos, con una demanda será inferior a la de 2016 cuando empezó el cártel los recortes

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).seguirán los altos precios del petróleo hasta la mitad de la década con EEUU cerca de Arabia Saudí como mayor exportador de crudo del mundo. Pero una segunda revolución del shale oil en EEUU supondrá el 70% del aumento de producción a nivel mundial en los próximos cinco años. En 2021, EEUU será un exportador neto de petróleo gracias al fracking, en 2022, habrá superado a Rusia como exportador y a finales de 2024 superará a Arabia Saudí como el mayor exportador de crudo del mundo.

En sus perspectivas a cinco años, la Agencia considera que la producción petrolera de Estados Unidos, que logró un incremento récord de 2,2 millones de barriles en 2018, seguirá creciendo en los próximos años y aportará el 70% de la producción adicional de todos los productores en detrimento de la OPEP, que por décadas ha controlado la producción mundial del petróleo. La AIE estima que en 2024 EEUU aportará más de 4 millones de barriles diarios al mercado.

La AIE confirma el fin de reinado de la OPEP y su control del mercado. Con el hundimiento de los precios de 2014, el barril llegó a valer de 30 dólares, y el cártel tuvo que recortar la producción para estabilizar los precios. Pero la estrategia le costó ceder mercado a sus competidores, principalmente, el mercado asiático. La demanda de crudo de la OPEP se mantendrá por debajo de la producción de 2016 hasta al menos 2024.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.