Zumby Pixel

La relación entre AMLO y los medios de comunicación: ¿Con Ramírez Cuevas será un largo y sinuoso camino?

Podemos hablar de lo que se adivina será su forma de relación con los medios de comunicación nacionales.

Publicado Hace 12 días el 12 de Marzo de 2019

por

José Luis Camacho Acevedo
Una vez pasada la presentación del informe de AMLO sobre sus primeros 100 de gobierno podemos hablar de lo que se adivina será su forma de relación con los medios de comunicación nacionales.

El discurso del político de Macuspana acerca de los 100 días de trabajo en su gobierno ha sido leído y calificado con diversas posturas de los principales actores del escenario nacional político y económico.

El poderoso empresario Carlos Slim se concretó a decir sobre el mensaje de AMLO que “hay avances”. Nada más.

En otras latitudes se habló de que el recuento de López Obrador parecía un discurso de un gobernante de los años 40 con propuestas de trabajo de los años 20.

Era de esperarse ese caleidoscopio contrastante de opiniones.
Pero en materia de comunicación social, concretamente de su relación con los medios nacionales, escritos, digitales y electrónicos el presidente solamente esbozó, indirectamente, que no habrá persecución a nadie por motivo de sus ideas o posiciones ideológicas. QWue habrá total libertad de expresión en el país.

Ayer en su columna de SDP noticias la extraordinaria analista que firma con el seudónimo de Sara y Agripina se refirió a una columna de Lourdes Mendoza, en El Financiero, en la que se “grillaba” al vocero presidencial Jesús Ramírez Cuevas.

Reproduzco lo medular del texto de Sara y Agripina:
“Si un mérito tiene Lourdes Mendoza, columnista de El Financiero, es su audacia. Publica informaciones/trascendidos/chismes que nadie más daría por buenos no solo por imposibles de verificar, sino por inverosímiles para cualquiera con un mínimo conocimiento de la política mexicana.

Este lunes de 100 días de gobierno, la señora Mendoza acusa a Jesús Ramírez, coordinador de Comunicación Social de AMLO, de filtrar “cualquier difamación en contra de Julio Scherer, consejero jurídico de la 4T”, lo que se supone Ramírez “hace todo el tiempo y con cualquier reportero de la fuente”.

Continúa diciendo la analista:
“No estoy en condiciones de saber quién convenció a Lourdes Mendoza de publicar una grilla como la mencionada, que la verdad sea dicha, de tan abracadabrante y hasta fantasiosa quizá va a lograr el efecto contrario al buscado por quien la originó: fortalecer, en vez de debilitar a Jesús Ramírez, que tendría que ser un suicida —y no lo es— para jugar a intrigar no precisamente a Julio Scherer, sino a cualquier integrante del gabinete de López Obrador.”

Ante éstos hechos, yo pienso que, por acciones y actitudes como tuvo en la conferencia que pronunció hace unos días en la UNAM, a Ramírez Cuevas no necesita grillarlo nadie. Parece que al novel y pasional comunicador le encanta grillarse solo.

En dicha conferencia Ramírez Cuevas habló de que se acabaron los chayotes y de que un grupo de 15 periodistas se llevaban más del 50% del presupuesto gubernamental pasado para la comunicación social.
Ramírez Cuevas no dio nombres.

Pero Zózimo Camacho (¿) en la revista Contralínea que dirige el impredecible de Miguel Badillo, sí publica de una manera temeraria, por no tener los pelos de la burra en la mano para probarlo, la presunta relación de los columnistas que se llevaban un gran botín del presupuesto de comunicación social en el gobierno peñista.
Yo estoy seguro que ni Ramírez Cuevas, y menos Zózimo y su jefe Miguel Badillo, tienen pruebas de que los comunicadores enlistados tendenciosamente en la publicación Contralínea (que por cierto regalan en el estanquillo de periódicos y revistas ubicado en Caballocalco en el centro de Coyoacán y a donde yo acudo a recoger El País, La Jornada y Milenio) efectivamente hayan sido tan grandes beneficiarios de las dádivas de los gobiernos anteriores a la 4T.

La relación de AMLO con los medios sigue siendo un verdadero crucigrama.
En la mencionada conferencia que Ramírez Cuevas impartió en la UNAM, dijo que el vocero de AMLO era AMLO y que se acabaron los periodistas mantenidos por el gobierno.

Aquí el link de la conferencia de Ramírez:
https://www.youtube.com/watch?v=19IFddLHKY4&t=5256s
Se pueden ahorrar casi una hora y veinte minutos de las ideas de Ramírez y partir de la hora y veinte minutos es cuando empieza a hablas de los periodistas corruptos y de lo que será la relación de la 4T con los medios de comunicación.

¡Uff y recontra uff.¡
La que nos espera a los periodistas que no estemos en la gracia de Don Chucho y su pandilla.

EN TIEMPO REAL.
1.- Pues sigue sin decir el doctor Narro quién será finalmente su compañera de Fórmula. Parece que ya le falló el tiro al pillo de Jorge Durán Puente y su jefa Claudia Pavlovich no será la afortunada. Crece más la versión de que la elegida está entre la yucateca Ivonne Ortega y la veracruzana Lorena Piñón.

2.- En Guanajuato la violencia no para. Y ya están libres las que capturaron como operadoras del Marro. La verdad es que se sabe que el Marro no está ya en territorio guanajuatense. Y el fiscal Carlos Zamarripa, después de 9 años de andarle siguiendo la pista, sigue igual de omiso en la búsqueda del líder huachicolero. Ahora los asesinatos fueron en Silao e Irapuato.

3.- Hoy es la conferencia de José Antonio Meade en Tijuana. El excandidato presidencial asiste a invitación de la COPARMEX de la ciudad fronteriza. Oportunamente reseñaremos dicho evento.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.