Haciendole al Pitoniso

Aclaro que lo de “Pitoniso” no es bajo ninguna circunstancia un albur, es más, lo correcto es “Pitonisa” y se refiere a la sacerdotisa del oráculo de Delfos, ubicado en Grecia. Santuario dedicado al dios Apolo y era atendido por esta sacerdotisa, llamada pitonisa, la cual, sentada en un trípode y desde ahí respondía las preguntas de quienes la consultaban. Lo de pitonisa viene de la leyenda que Apolo dio muerte al dragón o serpiente Pitón. No abundo porque de lo contrario me llevaría toda la “calumnia” intentando explicar y no terminaría. Pero, uso el término en sentido masculino ¡Por razones obvias! Porque ahora le entraré a la adivinanza de que apenas anteayer se estaban conmemorando los 30 años de existencia de la WWW (por sus siglas en inglés: World Wide Web. Que podría traducirse como “red informática mundial”), que sirve fundamentalmente para la comunicación expedita (como bien lo dice su nombre: a nivel mundial). Siendo utilizada por empresas dedicadas a brindar servicios de entretenimiento, así como varios más, entre ellos los de carácter empresarial. Y ayer, precisamente un día después del trigésimo aniversario ¡Qué se viene abajo los servicios de Facebook, Instagram y WhatsApp! Y, como buen integrante que soy de la generación de los cincuenta, no sé ni qué servicio uso para efectos de escribir y enviar esta “calumnia”, pero, por lo pronto, estoy si sintiendo algunos efectos de las fallas, por lo que me apuraré a terminarla, no vaya a ser que ni siquiera me dé tiempo a enviarla.

SERÍA TODA UNA EXPERIENCIA
Pero, aquí viene lo de la adivinación o echada a andar de la imaginación. No me gustaría ver la locura en la que se vería inmersa la humanidad si de pronto se viniera abajo la WWW, sería el caos total, pues hoy, prácticamente todo se encuentra manejado a través de este sistema. Sería un impacto tremendo y las consecuencias de carácter absolutamente caótico. Porque incuestionablemente se verían afectados también los “celulares” y entonces sí, la humanidad caería en un estado catatónico. Sería hasta cómico ver las reacciones hasta depresivas en que caerían las personas que ya no pueden vivir sin este adminículo, sobre todos los jóvenes. Imagino a las personas que consideran que el mundo no se mueve ya sin que estén al celular y lo usan hasta para ir conduciendo el vehículo ¿Volverían a la normalidad o harían la acción de inventar que están hablando para no perder la costumbre?

NO CABE DUDA, SOMOS TOTALMENTE ELECTRÓNICOS
Realmente somos una civilización electrónica, sustentados en la tecnología al cien por ciento y ni se diga en la electricidad, por lo que, no obstante sería un caos terrible el vernos de pronto privados de estas “comodidades”, pero, sin duda alguna la vida seguiría su curso, con o sin WWW. Muy interesante esta disyuntiva ¿A poco no?

UN TANTO APOCALÍPTICO EN ASUNTO
Sería como vivir una de esas películas “futuristas” o de ciencia ficción en que tanto nos han mostrado el merequetengue en que se convertiría la civilización, si de pronto llegaran a fallarnos estos recursos que damos por sentado su infalibilidad ¿A poco no?

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.