Esos Quinientos años

Irene Ortega Valdivia.

Tomando en cuenta que Veracruz fue el Primer Ayuntamiento del Virreinato de América y Constitucional de México…Único Puerto Legal durante trescientos años para entrar al país… Cabeza de Playa de la inmigración española, europea y negra del Nuevo Mundo… Primer Bastión y Defensa del territorio colonial… Única ciudad de la República Mexicana Cuatro veces Heroica… Llave del Comercio de la Nueva España y con una diferencia significativa de años, hoy publicita insistentemente los 500 años del Veracruz que fundara Hernán Cortés.

Es muy loable la intención del grupo que se ha dado a la tarea de éste evento histórico, pero la pregunta está en el aire desde que comenzaron. Saben y conocen la verdadera historia de éste importante acontecimiento tan relevante para todos los Veracruzanos?

Y es hoy precisamente en esa caravana de migrantes que estamos presenciando, la que nos obliga casi a traer a la mente aquéllos históricos aconteceres en donde la buena fe de la servidumbre indígena y el desparpajo jarocho les hayan propiciado su llegada a nuestra tierra.

Sin duda, los que vinieron a colonizar y producir adaptándose a todos los inconvenientes de esa época, los más positivos para nuestro país fueron los Italianos. Todos esos migrantes que invadieron Veracruz aprendieron a querer a su manera nuestras tierras.

Mas de una vez y al escuchar las variadas voces de los que conforman el grupo que se echó a cuestas la celebración de los 500 Años sin saber a ciencia cierta su historia, viene a la memoria aquél señorón, el único historiador serio en Veracruz, don Jaime Baca Rivero, quién presumía con justa razón y orgullo que su abuelo había sido Maderista primero y Carranzista después.

Con una memoria intachable y una pluma avezada, bien decía que era difícil definir a los migrantes por su carácter social y sobre todo por el cambio de costumbres muy difícil medir sentimientos de los que han llegado al perder momentáneamente la esperanza del retorno.

Hoy, que estamos presenciando un entusiasmo escaso para la celebración de los 500 Años, se olvida que a todos se nos evalúa por lo que hacemos bien o mal; y es muy raro hallar quién califique desapasionadamente actitudes y conocimientos. Los historiadores se están viendo confusos porque buena parte del pueblo está opinando, no así el escritor que opta por la prudencia verbal.

Que falta hace un historiador de la calidad y capacidad del Lic. Jaime Baca Rivero; en aquél entonces, único serio en Veracruz. Ojalá que hoy en éstos festejos no se prefiera el aspecto ideológico en lugar que la historia misma, porque el universalismo de un hombre -como pregonaba Miguel de Unamuno- está en el amor de su patria chica.

Deseamos el éxito de ésta celebración. Ojalá que en el Comité de Festejos impere el conocimientos pleno de ella, tan significativa para todos los Veracruzanos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.