Zumby Pixel

Deuda pública y déficit creciente, solución a ciclo depresivo

Según Lawrence Summers (Harvard) y Lukasz Rachel (London SE)

Publicado Hace 25 días el 26 de Marzo de 2019

por

Lawrence Summers, profesor de la Universidad de Harvard, y Lukasz Rachel, profesor de la London School of Economics y economista del Banco de Inglaterra, en un trabajo titulado “Sobre la caída del tipo de interés neutral real, la política fiscal y el riesgo de estancamiento secular”, proponen una curiosa receta para evitar una depresión económica “eterna” de los países desarrollados: Déficits crecientes y más deuda pública, pues consideran a los presupuestos equilibrados la mejor prescripción para la recesión y que con los tipos actuales, la deuda y el déficit no deberían ser tan importantes. Además, recomiendan implementar reformas que incentiven la inversión.

Parecen decir que el dinero está barato, dado los bajos niveles de los tipos de interés y los límites de los bancos centrales a la hora de profundizar en los tipos negativos, por lo que la política fiscal deberá ser más expansiva para mantener viva a la economía. De esta manera, si los dirigentes de los países desarrollados quieren que la economía alcance el pleno empleo y la inflación se acerque al 2% deberán tolerar una combinación de déficits fiscales crecientes (una deuda más abultada) junto con políticas monetarias no convencionales y reformas estructurales que fomenten la inversión y reduzcan el ahorro.

Argumentan que el fuerte aumento de la deuda pública, el mayor gasto en sanidad y en los sistemas de pensiones de reparto han sido fundamentales durante las últimas décadas para evitar que el tipo neutral real (el coherente con el pleno empleo y una inflación estable) sea profundamente negativo en la actualidad. Sin la acción de estas políticas se habría generado el riesgo de un mayor estancamiento secular de la economía ante la incapacidad de los bancos centrales de reducir los tipos nominales muy por debajo de cero.

El tipo de interés neutral (TIN) natural o de equilibrio, es el consistente con el pleno empleo y la inflación estable. El concepto, acuñado por el economista sueco Knut Wicksell, es el tipo con que el mercado laboral, de bienes y de capital se encuentran en equilibrio, y no depende de las decisiones de los bancos centrales, sino de factores como la productividad, el crecimiento poblacional o las preferencias de los agentes por el consumo, inversión y el ahorro. Summers y Rachel creen que el tipo de interés neutral habría caído hasta niveles muy negativos sin la acción del gasto y políticas públicas.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.