Asesino caníbal quería ser el nuevo Freddy Krueger

Horrendo crimen. Información proporcionada por el reporte policial detalló cómo el descuartizador y caníbal de Puno, Wilfredo Rodríguez Quispe (24) terminó con la vida de Dina Quispe Choquemani (27).

Fuentes de Perú21 señalaron que el homicida tenía “sentimiento de odio y cólera hacía ella por su condición de mujer”, lo que tipifica como un feminicidio. Estas declaraciones ponen de manifiesto, una vez más, la profunda discriminación y desprecio hacia la mujer en el Perú.

Eran las 17:30 del último sábado cuando el criminal ejecutó lo que había maquinado con anticipación: la sorprendió por la espalda, le colocó una soga al cuello y logró arrastrarla pese a la oposición de su víctima. Ella murió de un shock hipovolémico, es decir por pérdida de sangre. Después de unos minutos, cortó su cuerpo en ocho partes. 

Captan impresionantes imágenes de “La puerta del Infierno”

Arturo Contreras, el barrendero jarocho que hace música con hojas (VIDEO)

Pero, además, el psicópata cocinó su carne, la probó y no le gustó. Entonces, se lo arrojó a su perro. Antes de las 19:30, el sujeto arrojó las extremidades y órganos en las faldas del cerro Condosayana Pancchocca. Regresó a su cabaña y descansó.

CONFESÓ HORRENDO CRIMEN

Al día siguiente, la PNP del sector realizó las diligencias del levantamiento del cadáver en donde también se hallaba el sujeto. Tras detectar su actitud sospechosa, fue detenido y llevado a interrogatorio.

Sus declaraciones a los agentes fueron contradictorias y con los ojos llorosos confesó el crimen. Descartó haber estado enamorado de Quispe Choquemani y que lo hizo por “rabia”.

Además, fue sometido a pruebas de luminol cuyo resultado arrojaron sangre en su cuerpo. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.