Migrantes llegaron en Caravana a Orizaba

Cerca de 200 migrantes de la Segunda Caravana arribaron a Orizaba; después de causar desmanes en la caseta de Cuitláhuac llegaron a la entrada de la ciudad, en Barrio Nuevo, donde abordan vehículos pesados para trasladarse lo más lejos posible.
Aunque al principio se decía que paralizaban el tránsito y bloqueaban la entrada de la ciudad, se constató, por medio de Tránsito Municipal, que no había tal obstrucción.

Hombres, mujeres e infantes, todos ellos con mochila en la espalda, se mantienen en ese punto de la ciudad, donde piden a los conductores de automóviles y a los operadores de tráileres y plataformas el aventón para llegar a Puebla o a la Ciudad de México.

Un promedio de 200 centroamericanos, entre hombres, mujeres y niños, paralizaron por más de 30 minutos la autopista Córdoba-Orizaba en el kilómetro 275 con dirección a Puebla, a la altura de las gasolineras “Las Gemelas”, donde abordaron varios camiones de transporte de carga.

Dos centenares de personas indocumentadas cerraron la autopista para detener a los operadores de vehículos de carga, tráileres, así como del transporte público, para detenerlos y utilizarlos para trasladarse a la Ciudad México.

A versión de los testigos, la toma de los vehículos de carga se llevó de una manera violenta y en forma desordenada, por parte de una fracción de la caravana de migrantes que ingresaron a nuestro país ilegalmente, con el objetivo de llegar a Estados Unidos, y otros, de quedarse en México.

A pesar de la presencia policiaca y de autoridades federales, la caravana integrada personas de todas las edades, provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador, lograron subir al transporte, paralizando el tráfico con dirección a Ciudad Mendoza.

UV, entre las mejores universidades de América Latina

Mujeres están a merced del mercado de explotación sexual digital en Veracruz

Hasta el momento ninguna autoridad se ha pronunciado al respecto con relación estos hechos que se generaron la tarde de ayer en la autopista, a la altura de las gasolineras “Las Gemelas”.
Esta misma caravana habría realizado acciones similares sobre la autopista a la altura de la gasolinera Los Cafetos en Córdoba, y en la caseta de peaje en Cuitláhuac.

OTROS OBSTRUYERON VÍAS DE FERROCARRIL EN RÍO BLANCO

Grupos de hasta 200 migrantes cada fin de semana reportan vecinos de las colonias Modelo y Ricardo Flores Magón, en su paso por las vías del ferrocarril, lo cual requiere a decir de vecinos, de una mayor vigilancia de autoridades preventivas, para evitar incidencias.

Felipe de Jesús “N”, vecino del lugar señala que la estancia de estas personas representa un tanto de inseguridad al desconocer las intenciones que tengan o venir mezcladas personas malintencionadas con estos grupos, de ahí que ante la estancia que hacen para pernoctar, se debe incrementar la vigilancia.

“Llegan en los vagones del tren, buscan alimentos, bebidas y dónde descansar. Eso no nos incomoda es humano el brindarles ayuda y mucha gente de aquí lo hace, pero uno nunca sabe si todos los que llegan sólo van de paso; ya nos tocó gente que se pelea, que defeca en la banqueta, se alcoholiza o grafitea”, relató.
Indicó que como vecinos han tenido reuniones de trabajo para mejorar las condiciones de seguridad, pues ambas colonias registran diversos tipos de incidencias y la coincidencia es que el Gobierno Federal y Estatal no debe permitir paso libre en el tema migratorio.

“Ahí vemos que las políticas no se aplican del todo bien. Estas personas que van buscando mejorar sus condiciones de trabajo no siempre pueden llegar a su destino, entonces se quedan, tienen la necesidad de comer y si no encuentran trabajo delinquen”, expuso.

De 40 años a la fecha, la zona donde converge la colonia Modelo y Ricardo Flores Magón ha sido escenario donde pernoctan migrantes, desde ese tiempo se han documentado en medios cuatro incidencias relacionadas a robo, asalto e intento de violación en agravio de una señorita.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.