El Enfermo Imaginario: “Cualquiera puede actuar, crear un personaje, es lo difícil”

Wiliam Efraín Villatoro Hernández, lideró a un grupo multidisciplinario de estudiantes la Universidad Veracruzana desde Coatzacoalcos hasta el puerto de Veracruz presentando dos obras, la primera se llama “La Lección” con el protagonismo de Diego Galvés y la segunda intitulada “El Enfermo imaginario”. Como parte de la Experiencia Educativa de Iniciación al Teatro, los entusiastas alumnos debían interpretar a ésta particular familia con diversos problemas. El protagonista es Argán, el hipocondriaco hombre de la casa, bajo su mando tiene a una moza impertinente y traviesa llamada Antoinette. La señora de la casa se llama Belisa, una mujer interesada que busca apropiarse de todo centavo proveniente de su marido.

Entrevistado por El Dictamen, el director nos dijo lo siguiente: “En la búsqueda de varios textos surge la obra de Moliere. Actué en trabajos suyos cuando fui un estudiante de la UV, pero jamás había dirigido algo así. Quise tomar la energía de cada estudiante para formar su personaje “Cualquiera puede actuar, crear un personaje, es lo difícil”, crear algo muy nuestro, todo el elenco es veracruzano, tenemos esa picardía y lo quise impregnar en la obra, vamos en la quince y es la primera vez que salimos de Coatzacoalcos. Veracruz es la segunda o tercera casa si contamos con Xalapa”.

Wiliam Efraín Villatoro Hernández, director de ésta versión tropical se confiesa enamorado de su profesión como creador escénico y docente de teatro. Foto Víctor Fierro/El Dictamen

Coatzacoalcos es el municipio con más bibliotecas en Veracruz ¿Se trata de un público más sensible al teatro que Veracruz? ¿Consumen más teatro allá: “Te voy a decir una cosa, si hay grupos que hacen teatro pero es una batalla de egos, yo lo sé, he optado mejor por trabajar a parte, empezamos con presentaciones libres, al final les preguntaba: “¿Por $30 vendrías a ver la obra?” Y acceden. Es parte del convenio entre el público y nosotros”

Angélica, la hija mayor de Argán, es consciente de que su madrastra Belisa accedió al matrimonio únicamente por interés. Foto Víctor Fierro/El Dictamen

Jean-Baptiste Poquelin Moliere, el autor de la obra es motivo de admiración por creadores escénicos de distintas partes del mundo pues. En la última interpretación de ésta obra, el francés vestía unas inolvidables prendas amarillas, horas después, Moliere falleció en su domicilio. Razón por la cual, muchos actores prefieren evadir tal color al momento de encarar a su público desde la tarima: “Lo mejor que nos podría pasar sería morir en escena, hace algunos ayeres tuvimos a una actriz ciega, entonces alguien tenía que leerle sus diálogos y tras muchas horas de ensayo los aprendía a la perfección. Ese es nuestro sueño, ese nivel de entrega.”

Cleonte es el interés amoroso de Angélica, sin embargo, sus padres quieren casarla con Daifoirus Junior, por venir de familia adinerada. Foto Víctor Fierro/El Dictamen