Zumby Pixel

Al Margen del Café

Dicen que se dice más por la intención que por la palabra. Para el tema que quiero exponer hoy es el sobre uso de la palabra “a ver”.

Publicado Hace 5 días el 11 de Febrero de 2019

por

Del “a ver” al “veamos”

Por: Katya Ortiz

Dicen que se dice más por la intención que por la palabra. Para el tema que quiero exponer hoy es el sobre uso de la palabra “a ver”. La RAE confirma que uno de los usos de esta secuencia de palabras es utilizarla para llamar la atención del interlocutor antes de preguntarle, pedirle u ordenarle algo. Hoy, en la mayoría de las pláticas en las que me envuelvo en mi día a día, y de igual forma yo, hay un excesivo uso del “a ver” como método para enfatizar una situación, un hecho, una opinión o simplemente para hacer fuerza en una idea.

Hay algo muy curioso, esta secuencia de palabras he identificado se usa comúnmente entre pares o relaciones que consideramos que no tienen una mayor jerarquía que nosotros y en caso de si tenerla, el uso de esta palabra denota irreverencia y desafío. Veamos un ejemplo:

Un par de amigos están platicando sobre el Carnaval, cada uno defendiendo que son los mejores artistas que pudieron traer para el evento, uno dice: “A ver Pancho, tienes que tener claro que el presupuesto es limitado y hay otras prioridades”; Pancho contesta: “A ver Guadalupe, este es el evento que mucha gente espera, gente que no tiene posibilidades de viajar como tú, deben traer por eso al menos a Taylor Swift”. En ambos ejemplos podemos observar como “a ver” es usado para darle fortaleza a tu punto de vista sin permitir una entrada a la discusión.

Ahora, en el ejemplo anterior es de par-par, es decir, establecemos que ni Pancho o Guadalupe – y viceversa – tiene un poder mayor jerárquico uno sobre el otro. Aquí es cuando si somos cuidadosos en usar esta secuencia de palabras. Por ejemplo, no veo diciéndoles a nuestros jefes laborales: “A ver jefe, está llegando tarde y eso tiene desmotivado al grupo”. Evidentemente en esta circunstancia tendríamos un desenlace con una secuencia de palabras más contundentes y no apostaría que esta persona mantendría su empleo.

Pero lo mejor de todo es que tenemos opciones: “Veamos Pancho, tienes que tener claro que el presupuesto…..”. Tan solo cambiar la secuencia “A ver” por “Veamos” inmediatamente invita a una reflexión en conjunto y no una determinación de acción, cambia totalmente en sentido la oración ya que ahora la idea a proponer se invita a tener una discusión de la idea. En el otro ejemplo: “Mire jefe, está llegando tarde y eso tiene…..”. Otra opción más para usar una palabra menos agresiva y darle importancia al mensaje y no a la fuerza.

No necesitamos gritar, exclamar, señalar para dar entender una idea, preocupación, hecho, etc., por lo tanto los invito a que en medida de lo posible usemos menos el “a ver” y lo cambiemos por una invitación más cordial, recordemos que no es más fuerte la razón simplemente por decirla a gritos.

Facebook: Katya Ortiz

Instagram: Soy Katya Ortiz

Twitter: imkatyaortiz