Zumby Pixel

México posee un pueblo noble

Enrique Peña Nieto dijo que la corrupción en México era un asunto cultural.

Publicado Hace 14 días el 08 de Febrero de 2019

por

Si mal no me falla la memoria, casi al principio de su sexenio, Enrique Peña Nieto dijo que la corrupción en México era un asunto cultural. Desde ahí me dio mala espina ese decir y como consecuencia en el país se disparó efectivamente la corrupción en una forma descarada, cuyos resultados ahora mismo, no solo lo estamos padeciendo los mexicanos, sino que estamos viéndolo de qué magnitud ha sido el resultado de tal aseveración. Obviamente, tal decir en repetidas ocasiones por parte del expresidente, es totalmente falaz, pues, la cultura es todo lo que crea el hombre y en México, nuestra cultura sin cuestión alguna viene de lo que ahora se llama “sincretismo” de dos culturas o sea, la fusión de las costumbres de los pueblos originales de lo que ahora es el territorio nacional y aquellas traídas por los conquistadores españoles. Que, la mejor definición de tal hecho, ya les he platicado se encuentra a un lado de la otrora sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en la llamada Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, en la Ciudad de México, que dice: “El 13 de agosto de 1521, heroicamente defendido por Cuauhtémoc, cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo ni derrota, fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy”. Sí, efectivamente eso fue, el doloroso nacimiento de lo que hoy es México, pero, por gente descastada y peor intencionada sigue ese dolor en el pueblo mexicano, que no puede ver la suya, pues cuando no es una causa, viene a ser otra, pero, no se concretaba desarrollo alguno.

HACE FALTA LA IMPARTICIÓN DE UNA BUENA EDUCACIÓN
Pero, a lo que quiero ir es a que los mexicanos no somos bajo ninguna circunstancia corruptos culturalmente, porque sin duda alguna la cultura es todo aquello que una generación va pasando a otra y así hasta nuestros días y que yo recuerde, ninguno de mis maestros, comenzando por mis padres, mis abuelas, mis tíos, mis hermano mayores, los vecinos del sitio en donde me desarrollé y lógicamente mis mentores, desde la escuela de parvulitos hasta la universidad, así como tanta gente ilustre que de joven a mis actuales años he conocido, ninguno me dijo que se debía robar, que se debía de corromper para llegar a algo ¡NO!, lo que siempre me dijeron me preparara, que estudiara y que fuese honrado. Y claro, no soy un carmelita descalzo, pero, jamás en mi vida se me instruyó a ser corrupto, por lo qué, entonces, la corrupción en el país, ni es algo endémico y mucho menos cultural. Es un fenómeno que desafortunadamente se ha dado y se da en todo el mundo, pero en México, muy malamente se ha llegado a situaciones de descaro tremendo, lo cual es la ocasión de la tremenda violencia y miseria que se padece en el país.

CORRUPTA LA ABUELA DEL QUE LO DIJO
Por lo tanto, no somos un país de corruptos, sino un país con un pueblo muy aguantador y con un gran ingenio y creatividad, que requiere que sus dirigentes dejen de prevaricar con el poder, tal y como se ha venido haciendo desde de la manera como se ha venido haciendo desde hace 48 años. Por lo expuesto, podemos concluir que efectivamente se requieren buenos ejemplos desde el poder a fin de salvar toda esa gran corrupción impuesta por grupúsculos que han trabajado en su beneficio.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.