Zumby Pixel

¡Chupó faros enero!

Pues apenas ayer andábamos en las cuestiones decembrinas y hoy ya estamos recibiendo el mes de febrero.

Publicado Hace 18 días el 01 de Febrero de 2019

por

No cabe duda, eso de que el tiempo se va “volando” es muy cierto. Aunque, al parecer, los que “volamos” somos nosotros. Pues apenas ayer andábamos en las cuestiones decembrinas y hoy ya estamos recibiendo el mes de febrero. Que dicho sea de paso, el próximo diez estoy cumpliendo sesenta y cinco años y, aunque varias personas me dicen no me sienta viejo, me permito decirles que no, no me siento viejo ¡Estoy viejo! Claro, a Dios gracias gozo de aceptable salud, estoy autónomo, pero, ya me doy un tirito con el más experto conocedor del clima, para pronosticar los estados del tiempo, todo con el puro dolor de cintura que tengo cada vez que vienen cambios.

EL ESPEJO NO ENGAÑA ¡Y LA CANA MENOS!
Además, no por eso me siento decrépito ¡Para nada!, pero tampoco les voy a presumir que soy un chamacón en su plena veintena (¡Qué más quisiera el pescado que lo echaran al agua!), pero, hay que ver y aceptar el paso del tiempo. Que también dicho sea de paso, sujeto como todo ser vivo a los vaivenes de los ciclos, sé muy bien que moriré, pero, tampoco lo estoy deseando ¡Para nada! La vida, tal como se los vengo platicando, además de muy buena experiencia, en lo personal ha sido muy generosa conmigo, por lo que no puedo darme por mal servido.

ES MEJOR CUMPLIRLOS ¿A POCO NO?
Y, encuentro divertido ver que me sigue gustando cumplir años, aunque en nueve días serán ¡65!, que realmente son un montón, que jamás pensé llegar a cumplirlos, pero, me da gusto seguir adentrándome en la vida y en el tiempo. Sobre todo, porque compruebo que tal y como lo dice Víctor Hugo, en “Te deseo”: “Te deseo que siendo joven no / madures demasiado de prisa, / y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, / y que siendo viejo no te dediques al desespero. / Porque cada edad tiene su placer y su dolor y es necesario dejar / que fluyan entre nosotros”.

A MIS LOZANÍAS SEGUIRÁ EL INVIERNO…
Por lo pronto, y como todo cambia con el tiempo, ya desistí en mi afán de hacerme de un Mercedes Benz, por lo que solicité al comité organizador de las colectas que disolvieran tan generoso equipo. Y, porque con la edad se van cambiando también gustos y anhelos y ahora lo apetecible sería un “Rolls Royce”, pero si con un “Mercedes” se requería chofer, con éste último amén de “Jaime” necesitaría una guardia pretoriana, por aquello del no te entumas. Así que mejor la dejamos de este tamaño.

PERO ENTRE QUE ESTO Y LO OTRO ¡SE CAEN CON EL “DON JULIO REPOSADO”!
De todas formas, no dejo de promocionarme, por lo que, no obstante ya relevé al otrora grupo organizador de la compra del “Mercedes”, se siguen aceptando regalos en mi cumple el diez de febrero. Por lo que aclaro, ya no ando tan exigente (con los años me ido volviendo tolerante, cuando que lo clásico de clásicos es tornarse irascible, pero, hasta en esto Cronos es amable conmigo), por lo pronto, se pueden ir cayendo con el pomo correspondiente de tequila: “Don Julio Reposado”.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.