EL CRUCERO DE LA ADRENALINA

En Hidalgo y Miguel Alemán, en Boca del Río, exactamente donde se encuentra la Iglesia de Santa Anna, con dirección hacia el río, el crucero es toda una odisea pasarlo, sobre todo si va de Hidalgo hacia el puente.

Ya les platicaba el otro día sobre una chica delgada que estaba siempre de agente de tránsito y parecía solo le interesaba estar hablando en el celular, en lo que todo el tráfico se acumulaba en Hidalgo pues jamás hay espacio por Miguel Alemán para pasar sin ser temerario.

AHORA SON INVARIAMBLENTE TODOS LOS AGENTES EN LOS CUATRO CRUCEROS
Ahora, la modalidad ¡De cualquier agente que ahí esté, cuando es que está!, es estar en el celular, irse a platicar con el agente que está al otro lado, junto al zócalo (de regreso del puente, o sea, viniendo de El Dorado para Veracruz) y en cuanto hay un transeúnte (esto en los cuatro cruceros, los dos recién citados y los dos de Independencia y M. Alemán, frente al Pollo Feliz), temerariamente los agentes en estos cuatro cruceros se plantan con su silbato frente al tráfico, sin dar mayor oportunidad a los conductores, salvo aplicar los frenos de manera inmediata, con el consecuente chirriadero de llantas de los que vienen atrás y mostrar así esa “autoridad” que yace en sus personas.

¡TODOS SE METEN A UN NEGOCIO QUE SE ENCUENTRA EN LA ESQUINA!
Pero, en lo que respecta al primer crucero, de Hidalgo y M. Alemán, rumbo al puente o al ITMAR, son escasos momentos en que los agentes ahí apostados están mal dirigiendo el tráfico, pues, o se van al celular o se meten a un negocio en la esquina, algo ha de tener este establecimiento que ahí se van los agentes, olvidándose del tráfico vehicular, que es para lo que están.

LOS AGENTES DE TRÁNSITO DEBEN SER EL EJEMPLO
Bien harían los jefazos en regular debidamente esto, porque, ya se han presentado algunos percances, en apariencia, hasta la fecha no ha habido que lamentar algún lesionado, pero, de que a cada rato hay choque o “recargamiento” de algún vehículo sobre otro, al tratar de dar la vuelta hacia el norte de manera forzada ¡Sí que los ha habido!

¡MIREN QUE SE LA PASAN HABLANDO AL CELULAR!
Se supone el uso del celular, en cuanto se va conduciendo se encuentra prohibido para el conductor, por lo tanto, los agentes de tránsito y más los que están de servicio dando apoyo a la afluencia vehicular ¡No deberían de estar haciendo uso del celular, como un ejemplo para la ciudadanía! Pues incluso, qué atención puede estar poniendo un agente de tránsito hacia el conductor que venga usando celular, si ellos están atentos a la plática y siendo un pésimo ejemplo para quienes vienen manejando los vehículos.
Sin cuestión alguna, los primeros en requerir un entrenamiento para ser ejemplo para la ciudadanía, son los agentes de tránsito. LAS CALLES HAN

SIDO DESBORDADAS POR LOS VEHÍCULOS
Desafortunadamente la mancha urbana se encuentra tan extensa y las vías de comunicación dentro de la misma, están tan rebasadas en el aforo vehicular, que la figura de un auxiliar por parte de la autoridad vial para los conductores, es fundamental, pero, como les digo, deben de estar debidamente entrenados y no simplemente improvisados.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]