El caballo también llegó con los españoles a Veracruz hace 500 años

La Conquista española con la llegada de Cortés no solo trajo la nueva civilización a estas tierras hace 500 años; también trasladó a un animal que tomó arraigo aquí y se convirtió en irremplazable acompañante de la vida en este país, especialmente en el campo: el caballo

Desde su desembarque en la playa de Chalchihuecan aquel 22 de abril de 1519, la expedición española tuvo como elemento fiundamental al caballo para su transporte y combate por su fortaleza, marcando su superioridad ante los hombres de a pie, lo cual ayudó mucho en el proceso de la Conquista, expone Jorge Cobos Ruiz, presidente de la Organización de Jinetes del Estado de Veracruz.

Fundación 500 años anuncia la distribución de la revista “Veracruz, el Nacimiento de Nuestra Cultura”

Fundación 500 años presentó la revista “Veracruz, el Nacimiento de Nuestra Cultura”

En su vista a EL DICTAMEN destacó que a punto de cumplirse los 500 años de la Fundación de Veracruz es importante destacar que el caballó llegó al mundo nuevo por Veracruz, entonces Chalchihuecan, y ha sido tal su integración que hoy México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en mayor número de caballos después de Estados Unidos y China, con 7 millones de ejemplares, y el segundo lugar en 

crianza de caballos finos después de la Unión Americana.

Refirió que en la conquista Cortés trajo consigo 16 caballos. A través de éstos fue como pudo incursionar en su expedición y llegar a la Tenochtitlán.

Relató que cuando llega Hernán Cortés a estas costas, los prehispánicos totonacas al ver la figura del caballo con el jinete la confundieron con un centauro o con un ser inmortal.

Eso le valió al conquistador poder conseguir una alianza con los totonacas, quienes estaban bajo el yugo de los aztecas. 

Si bien antes Cortés estuvo en Cozumel, luego en Zentla Tabasco en donde tuvo el encuentro con la Malinche, fue aquí en la Villa Rica de la Vera Cruz por donde los caballos se introdujeron a lo que hoy es nuestro país, se establecieron y posteriormente se propagaron en el territorio.

En la actualidad, explicó, hay muchas razas en el mundo. En México existe la raza Azteca, la Santa Gertrudis creada por el Ejército Mexicano y de uso exlusivo. Son animales altos, fuertes y dóciles, así como otras razas que han provenido de Europa.

Todas las razas cumplen una misión, no todas la misma actividad, ya que hay caballos de tiro, de salto, de trabajo.

“La pasión por los caballos no solamente estriba en las actividades deportivas como carreras o equitación, sino en particular en México se están desarrollando muchas cabalgatas”, explicó.

En la mayoría de las fiestas patronales se celebra una cabalgata, lo cual debe verse como una actividad recreativa y familiar que abona en la economía de la zona y promueve el turismo.

“Es la parte en la que estamos centrados como Organización de Jinetes del estado de Veracruz, para seguir fomentando, promoviendo este tipo de actividades a lo largo y ancho del territorio”.

Expuso que de los caballos dependen muchos sectores productivos que generan derrama económica, desde el productor de alimentos, cuidadores, domadores, la industria del calzado y vestido vaquero, es decir lo charro, hasta artesanos, talabarteros que elaboran las sillas de montar, médicos veterinarios, laboratorios, y otros sectores.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.