Zumby Pixel

¿Verdad que sobresale tal característica en “Roma”?

Sin proponérselo el director, Alfonso Quarón, se establece y se muestra el sometimiento ancestral de la mujer a la voluntad del hombre.

Publicado Hace 19 días el 31 de Enero de 2019

por

He aguardado a ver si entre todos los comentarios tan amenos que se han hecho a la muy notable película de “Roma”, alguien hablaba o mencionaba que en el celuloide, tal vez, sin proponérselo el director, Alfonso Quarón, se establece y se muestra el sometimiento ancestral de la mujer a la voluntad del hombre. Como si se tratara del anatema de JAVHE hecho praxis, cuando según el Génesis (3: 16), al Todopoderoso, encanijado comienza a repartir culpas, sentencias y maldiciones. Y le dice a Eva: “Multiplicaré tus tristezas y tus preñeces, en medio del dolor darás a luz a tus hijos; tu deseo te llevará a tu marido, y él se enseñoreará de ti”. Pues en la película, se huye con una dama y la esposa absorbe el jodazo, pero eso sí, no abandona a su suerte a la familia, la señora apechuga y prácticamente a eso se debe la escena del final de la película donde se ve a toda la familia, incluida Cleo, fundida en un abrazo. La pobre de Cleo sigue la suerte de la mayoría de las mujeres en aquellos ayeres, ser enamorada por un patán, quedar preñada y dejada a su suerte. Debiendo enfrentar ella sola, a como Dios le dé a entender, el problema del embarazo. Y el preñador (Fermín, el “Halcón”), agrediéndola y echándola de su vida por cascos ligeros.

PARECIERA LA MALDICIÓN SI FUERA EFECTIVA POR LOS SIGLOS DE LO SIGLOS
Y no obstante la película se desarrolla a principios en la maravillosa década de los setentas del siglo XX, el destino de las mujeres, de andar cargando con la familia procreada con un recabrón irresponsable sigue siendo prácticamente en buena parte el sino de ellas.

EL MUNDO ESTÁ URGIDO DE AMOR EFECTIVO, NO POSES
Lo es, porque tal como se los comenté en una ocasión, concediéndole la razón al actual Dalai Lama, titular de una de las instituciones más excluyentes de las mujeres, el budismo tibetano, dijo hace algunos años que su sucesor debía ser mujer, porque: “Las mujeres, biológicamente, tienen más potencial para mostrar afecto y compasión. Por ese motivo, en el mundo actual, creo que las mujeres deberían jugar un rol más importante”. Esta expresión la dijo el Dalai Lama en una visita a Inglaterra en 2015. Con motivo de que él expresara que el mundo ahora está más necesitado que nunca de amor.

¡MIREN QUE LA MUJER TIENE AGUANTE!
Y si, con las excepciones que confirman la norma, la mujer no solo tiene la capacidad de concebir, sino además, de dar afecto y compasión. De lo cual incuestionablemente está ahora urgido el mundo. Pues miren que es alarmante la forma en cómo se ha disparado la incomprensión y la violencia en el planeta entero. Como si lo que se buscara con denuedo, fuera el enfrentamiento totalitario entre la especie humana ¡En serio!

EL AMOR, COMO EL VERSO, CAE AL ALMA COMO EL PASTO AL ROCÍO
Por lo tanto, ahí tienen otro motivo para que la película en cuestión caiga bien, sobre todo a los adolescentes de aquellos ayeres, que leímos a Neruda (tan de moda estaba en ese tiempo como Serrat, que había vuelto a la vida a Toño Machado) en “20 poemas de amor y una canción desesperada” (El que más me gustó fue el número 20: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche…). Por lo que apelando a Neruda, por eso ha caído tan bien “Roma”: “…como al pasto el rocío”. ¿A poco no?.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.