Estaba leyendo un artículo sobre la enorme cantidad de basura de la que somos capaces los seres humanos de generar en un solo día ¡Terrible! Pero si a esto le agregamos que el tipo de basura creada por el ser humano cada vez es menos biodegradable o que tarda cientos de años en degradarse debidamente, entonces el problemas pareciera estar ya fuera de todo contexto y haber rebasado el punto sin retorno. Lo peor todavía es que por más que se habla de la basura, esta sigue creciendo en enormes montañas. Les contaba en una ocasión, que el ser humano es tan experto en la generación de basura, que en todos lados a donde va algún integrante de la raza humana ¡Crea basura! Y si no me lo creen ahí está la basura espacial, toda una gama de trozos de metal de satélites en desuso, así como partículas de todo tipo, incluida tornillería sin fin, que desde la época del lanzamiento del Sputnik, por la entonces URSS el 4 de octubre de 1957, desde entonces en torno a la Tierra en el espacio exterior a la atmósfera terrestre hay varias toneladas de basura (más lo que se acumule) orbitándola y tales desechos son la ocasión de que otros artefactos hechos por el hombre y aun en uso resulten dañados por esta basura voladora. Como también, en ocasiones esta basura se precipita a la Tierra.

A TODOS LADOS LLEVAMOS, BASURA Y CONTAMINACION
Bueno, pues eso por lo basura espacial, como prueba de que el hombre, a donde quiera que va ¡Crea basura! Y además, altamente contaminante, porque tenemos también la basura llamada “electrónica”, que viene a ser todo componente de los artefactos electrónicos que utilizamos TODOS los seres humanos en TODO el mundo. Desde en su momento los radios portátiles, hasta las grandes computadoras, misma que ya para cuando las compramos y se instalan ¡Están obsoletas porque ya hay de dos a tres modelos más nuevos en el mercado! Y si a esto le agregamos toda esa gama de baterías que deben llevar muchos de estos dispositivos, como el “mouse” para que pueda moverse el cursor a voluntad de quien lo maneja. Así como toda esa gama de aparatos de control remoto que ahora poseemos, para prender la TV, el aire acondicionado, las luces ¡Y hasta para abrir o cerrar las cortinas! Cuando se llega el momento de cambiar batería, si ustedes se toman la molestia de llevar las pilas usadas hasta el sitio donde adquieren las baterías ya ahí hay un sitio en donde desechar las baterías usadas ¿Se han tomado la molestia de verificar si tales baterías usadas son efectivamente llevadas a centros especializados para su debida destrucción y no se contamine el medio ambiente? Yo estoy seguro se trata de otra de esas mentiras piadosas y las baterías son sencillamente arrojadas a la basura general del changarro a donde fuimos a dejar las multicitadas pilas.

CON LOS PLÁSTICOS EL DAÑO ES YA CASI IRREVERSIBLE
Lo del plástico merece toda una mención aparte y ni se diga todo lo que arrojamos a los inodoros, lavabos, lavaderos, etc., que va tal como se arroja directo al mar, pues no hay plantas de tratamiento de aguas residuales, y si las hay son mínimas, todos los desechos van directo a los ríos, lagunas, el mar y cuerpos de agua en general. O sea, seguimos en la destrucción sistemática del planeta, pero, en la creencia de que estamos reciclando y “salvando al planeta”. Y esto, no lo digo solo por México, sino por todo el mundo, que es tan costoso el disponer de la basura, que no habría presupuesto para llevar a cabo el debido manejo de los desechos.
Y ni que decir de los residuos atómicos, este es otro trompito a la uña ¡Pero de los buenos!

EL PROBLEMA DE LA BASURA DEBE SER ATENDIDO ¡YA!
Por lo tanto, o se toma una medida drástica o estamos llevando al mundo a una situación ya casi de punto sin retorno, y la degradación es en contra de todos, pues tal acción no conoce fronteras.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.