En el tema del combate al huachicoleo por parte del gobierno de López Obrador, revelador el análisis que desde su espacio publicado en el portal Sin Embargo, hace el periodista Jorge Zepeda Patterson, titulado “El costo de la honestidad”, en el cual expone de inicio: “Los huachicoleros ahora perforan los ductos no para ordeñarlos sino para prolongar el desabasto y obligar a la opinión pública a presionar al Gobierno para que suspenda el operativo en su contra. Un juego de vencidas entre criminales y autoridades, en el que los delincuentes pretenden tomar como rehén a los ciudadanos y su malestar. Todos despotricamos en contra de la corrupción y ese reclamo es uno de los factores que llevaron a López Obrador a la presidencia. La pregunta ahora es si estamos dispuestos a pasar por las incomodidades que implica limpiar la casa, sobre todo cuando descubrimos que esa limpieza exige levantar el piso y cambiar el drenaje”.
En su artículo, Zepeda indica que como lo refleja la encuesta de Reforma, un 73 por ciento de los consultados aprueba la estrategia de cerrar ductos aunque no haya gasolina por un tiempo, pero también advierte que esa situación, de prolongarse y empezar a afectar factores decisivos de la vida cotidiana de las personas (desabasto de otros productos, suspensión de clases, colapso del transporte público, entre otros efectos), pondría a prueba ese apoyo que hasta hoy aun tiene el Presidente de México, además de que “la ocasión está siendo aprovechada por los adversarios políticos y económicos de López Obrador, para provocar un estallido de impopularidad”.
Profundo y alertador el análisis de referencia, en tanto el asunto es que el tema ya está aquí palpable, con efectos reales, con actos de sabotaje de la delincuencia organizada del huachicol que está perforando ductos en otros puntos de la red subterránea.
Por ello resulta oportuno el respaldo del Consejo Mexicano de Energía Petroquímica, que en voz de su presidente, Horacio Zárate, expresó su apoyo al gobierno federal al enfrentar con valentía los graves grados de corrupción que imperaron durante muchos sexenios en Petróleos Mexicanos.
O el apoyo también de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic) a través de su vicepresidente nacional para Industria Energética, Marcos Orduña Alcocer, al señalar que “Era una situación que se estaba saliendo totalmente de control, por lo tanto la decisión del gobierno federal fue atinada para terminar con este flagelo del robo de combustible que amenazaba con llevar a una anarquía”.
Lo cierto es que en esta lucha por combatir la industria del robo de combustible el Presidente tiene una carrera contra el reloj, y es tiempo de que exhiba y procese ya a los peces gordos que operaron desde el gobierno, Pemex y en contubernio sindical y empresarial este delito que hoy tiene en vilo a la nación.

MARINOS
La Comunidad Marítima, el Centro Veracruzano de Bienestar para la Gente de Mar y los sindicatos de marinos mercantes del puerto de Veracruz, lamentan el fallecimiento de don Pedro de Jesús Miranda Castillo, uno de los primeros inspectores de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), iniciador y fundador del Centro Veracruzano de la Gente de Mar.
Deja huella en este sector porque dedicó toda su vida al mar y a defender los intereses de los marinos mercantes sin distingos de nacionalidad.
Fue autor del libro: La Destrucción de los Sindicatos Portuarios (1991) y la Desaparición de la Marina Mercante.
Se inició como estibador en Veracruz, también laboró en la empresa Transportación Marítima Mexicana (TMM), luego se desempeñó como inspector de ITF y fundó el referido centro en donde estuvo al frente hasta el 2015.
Defendió sin cuartel los intereses de la Marina Mercante Mexicana y a su gremio. El centro que fundó provee de transporte, internet, alojamiento y espacio de diversión a los marinos nacionales y extranjeros en su estancia en este puerto.

CONDOLENCIAS
Desde este espacio enviamos también un fraternal abrazo de condolencias a nuestro amigo el periodista Arturo Hernández Hernández, por el fallecimiento de su señora madre el pasado viernes en su tierra Manlio Fabio Altamirano.
Al lado de nuestro colega hemos compartido múltiples espacios del ejercicio periodístico a lo largo de casi tres décadas. Arturo colaboró incluso durante buen tiempo aquí en el Decano de la Prensa Nacional. Descanse en paz doña Gudelia Hernández Gutiérrez.

Correo electrónico: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.