Algo amable en medio de la tormenta

Al parecer la película “Roma” se perfi la para otros renombrados reconocimientos, en virtud de que se acaba de agenciar dos Globos de Oro.

Eso es bueno, porque demuestra el enorme talento existente en nuestro país, pero, que desafortunadamente no está aprovechado del todo, porque los recursos económicos para apoyo del desarrollo de talentos se han encaminado solamente hacia los hijos de “papi”.

EL CANIBALISMO MEXICA

Como muestra de quienes han debido abandonar el país para poder expandir su creatividad, tenemos a los ahora tres directores de cine de nacionalidad mexicana, Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón Orozco han tenido que irse de México, para poder crecer profesionalmente.

De no otorgárseles las becas al cien por ciento solo a los hijos de “papi”, a los recomendados, a los “ahijados” o a “sobrinos” por parte de Conacyt u otras dependencias del gobierno federal otra canción nos estuviera cantando a los mexicanos. Pero, por lo pronto, ahí la llevamos. Igual anda el asunto en el rubro del deporte ¡Puro recomendado para hacer “turismo deportivo” y de ahí que México siempre quede como el palo de las gallinas en toda justa deportiva internacional.

¡QUÉ PADRE VIAJE EN EL TIEMPO!

Pero, regresando a “Roma” ¡Todo un viaje en el tiempo resulta ver la película!, en la etapa que se recrea, yo tenía la friolera de ¡16 abriles! Y me recuerda mucho mis idas de asueto al otrora D. F., que en los inicios de los setentas del siglo pasado aún era habitable la gran metrópoli ¡Ir al zócalo,
todo un agasajo entrar a tan espectacular espacio por la calle que fuera! Yo lo hacía por Madero o 5 de mayo.

¡QUÉ RACISTAS SOMOS LOS MEXICANOS!

La película en cuestión también ha servido para mostrarnos a los mexicanos el tremendo racismo del que adolecemos, como también lo segregacionistas que somos, pues cuando se comenzaron a realizar los comentarios positivos con respecto a “Roma”, haciendo su aparición la mentora y actriz oaxaqueña, Yalitza Aparicio Martínez ¡Pasu mecha!

Qué rosario de insultos, epítetos y expresiones por demás peyorativas porque Yalitza aparecía en foros internacionales con sus rasgos étnicos oaxaqueños, reconociéndole su gran actuación y talento en la película. Lo mínimo que le decían era “sirvienta”, pues según esto, las integrantes de las etnias mexicanas solo sirven para eso ¡Sirvientas!, sobre todo por “prietitas”. De seguro México es un país de puro güerito. Solo nos falta tener una organización del Ku Kux Klan o se perdis una Neo Nazi.

LOS INDÍGENAS LEVANTARON CIVILIZACIONES ¿Y LOS “GÜERITOS” MEXICANOS?

¡Tremendo confi rmar lo racistas que somos los mexicanos!, que dicho sea de paso, ser racista es lo peor que le puede pasar a un ser humano, sobre todo porque está sacando lo más nefasto de la raza humana, eso que Rubén Darío llama en “Los Motivos del Lobo”: “La mala levadura”. Esta reacción es una muestra del por qué los descendientes de los pueblos originales de nuestra nación, creadores de grandes civilizaciones, hoy no pueden arribar a ningún sitio próspero y se encuentran desde hace casi 500 años en la más absoluta marginación y segregación. Por lo tanto, los mexicanos carecemos de toda estatura moral para a los gringos por su agresivo racismo hacia el mundo y en especial para con nuestro país, dado que aquí no soplan tan mal los vientos y mucho menos salen tan mal los falsetes.

LA EQUIDAD DE GÉNERO DEBE SER EFECTIVA

Igualmente muestra la película la manera en como en todos los estratos sociales de la sociedad mexicana la mujer estaba en aquellos ayeres sujeta
a opresión. Lo cual, aunque en menor proporción, lamentablemente aún perdura, sobre todo por la falta de cumplimiento de la equidad de género. Y si no, ¿Por qué aún no hay una mujer Presidente en México? Y miren que ya hay integrantes del sexo femenino con capacidad demostrada para ejercer el cargo.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.