Zumby Pixel

Europa facilita el comercio electrónico

Impide el geobloqueo en las compras
Foto: Agencias

Publicado Hace 12 días el 08 de Enero de 2019

por

La Comisión Europea ha puesto en marcha un plan para derribar los muros virtuales que los usuarios encuentran al realizar compras online en otros países de la Unión. Desde hace semanas prohíbe el bloqueo geográfico que algunas plataformas aplicaban en los dispositivos móviles y que impedían acceder a ofertas o productos exclusivos para otros países miembros.

Bruselas también ha tratado de proteger a los consumidores cuando realizan pagos electrónicos al convertir la moneda local. Las autoridades comunitarias buscan, además, taponar el agujero tributario por el que se escapan millones de euros en las ventas por Internet.

Entre los países miembros de la Unión Europea no existen controles aduaneros, pero los negocios digitales levantaron tantas fronteras virtuales, que la Comisión Europea ha constatado que el 63% de las plataformas virtuales pone trabas a los ciudadanos para comprar desde otros países a través de Internet y, además, tienen diferencias de precio sustanciales entre Estados por el mismo producto. Para evitarlo, en diciembre pasado entró en vigor un reglamento comunitario que pone fin al bloqueo geográfico en los dispositivos móviles. Algunas empresas de comercio online utilizan la IP del dispositivo electrónico desde el que se realiza la compra para redirigir a la página local y ponen trabas para acceder a ofertas o productos exclusivos que se ofrecen en otros países de la Unión.

Ahora, las compañías ya no pueden bloquear o desviar el acceso de un consumidor a sus plataformas por motivos geográficos o porque su tarjeta de crédito procede de otro país. Ese impedimento se produce sobre todo, en los sectores de los electrodomésticos (89%), la electrónica y la informática (79%) o la moda (63%), pero también en el sector del ocio o de las reservas de viajes. Los países miembros vigilarán que las empresas cumplan con la legislación comunitaria.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.