26 minutos fueron suficiente para que Messi le diera el triunfo al Barcelona

La que estaba llamada a ser la primera grande noche de Ousmane Dembélé como barcelonista acabó con una nueva exhibición de Leo Messi, que tuvo suficiente con media hora para dinamitar el partido, intervenir en el 2-1 y marcar el 3-1 frente al Leganés.

Messi vio los primeros 66 minutos del partido desde el banquillo y tras su ingreso al campo todo cambio. El cuadro culé remontó frente a un combativo Leganés que le puso las cosas muy difíciles a los catalanes que se encomendaron a Dembélé hasta que apareció Messi.,

El francés se echó el equipo a la espalda y abrió el marcador al 32’ tras una buena combinación con Jordi Alba. El octavo gol de Dembélé en LaLiga desequilibró el partido, pero sobre todo sirvió para que el francés volviera a creer en sí mismo.

En la reanudación, el Leganés le faltó el respeto al campeón de España y al 57’ Braithwaite emparejó las acciones pero Ernesto Valverde echó mano de su recambio poderoso y dio entrada a Lionel Messi.

¡Oficial! Carlos Salcedo regresa a la Liga MX para portar los colores de Tigres

Moreno hace gol y suma ya 350 partidos en Europa

En la primera aparición del argentino, el Barcelona volvió a marcar. Disparó, rechazó Cuéllar y el balón lo cazó Luis Suárez para adelantarse al meta y marcar el 2-1 en el minuto 71, una acción que tuvo que ser revisada por el VAR.

Con el Barca volcado al frente buscando el tercero, el Leganés encontró espacios que pudieron ser capitalizados en el empate pero un imperial Ter Stegen bajó la cortina y mantuvo la esperanza culé de ampliar la ventaja que fue conseguida en el añadido. Messi cerró el partido con un gran gol después de una combinación con Jordi Alba en el minuto 92. Leo marcó su decimoctavo gol en LaLiga y demostró que necesita muy poco para ser el mejor.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ