Como cada año, miles de fieles católicos acudieron a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, a presentar a sus niños a la Virgen de Guadalupe.

Desde muy temprano, los veracruzanos dieron cátedra de fe, misma que continua moviendo montañas, al igual que la devoción de los católicos hacia la Virgen de Guadalupe.

Mexicanos visitaban a Tonantzin en el Tepeyac antes de la aparición de la Virgen de Guadalupe

Festejan a la Virgen de Guadalupe

El vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, aseguró que la tradición de vestir a los niños de inditos y presentarlos ante la Morenita del Tepeyac, sigue más vigente que nunca.

Destacó que la situación económica, no fue un impedimento para que el fervor guadalupano se volviera a desbordar, durante el 12 de diciembre.

“Pues mira, lo que se ve, no se juzga, mira cuantos niños hay, es una tradición que la gente busca, esto no se pierde nunca, la gente sola se convoca”, comentó.

Díaz Mendoza, dijo que los hogares veracruzanos, deben de construir la casa común, que la Virgen María, quiere para nosotros, donde se fomentan los valores, el cuidado de la ecología, la vida y la dignidad de las personas.

A las 12 del día del miércoles, se celebró la misa que fue presidida por el obispo de la Diócesis de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, quien además celebró su cumpleaños.

Posteriormente se realizaron misas cada hora, donde se realizó la bendición de los niños.

A las afueras de la Catedral de Veracruz, algunas madres, como Celia Morales, se dijo orgullosa de seguir esta tradición que le fue inculcada por sus padres.

“Mis padres fueron los que me inculcaron y año con año me trajeron y ahora que el niño nació dijeron hay que llevarlo y hay que seguir con esa tradición tan bonita, hay personas que abusan con el costo de los trajes, yo gaste unos 120 pesos, pero buscamos precios más accesibles”, concluyó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.