Zumby Pixel

CINÉFILOS

'Roma'. Reseñas del cine escritas por un verdadero cinéfilo.

Publicado Hace 9 días el 07 de Diciembre de 2018

por

ROMA

Nuestra infancia siempre será el recuerdo más grato e importante que podamos tener a lo largo de nuestra vida, y es que al tiempo en que aquellos momentos vuelven a nuestro presente, es lo que nos hace descubrir la calidad de personas que somos, los valores que tenemos y el respeto a cada uno de los seres que forman parte indispensable de nuestro crecimiento: La Familia.

Una casa, los habitantes de ella, el desorden, la comida y los problemas que viven cada uno, no importando la edad, es lo que nos transporta a los años setenta, en específico, la colonia Roma en Ciudad de México, donde vive una familia en particular de la alta burguesía formada por Sofía (Marina de Tavira), su marido médico, la abuela y sus cuatro hijos. También está Cleo (Yalitza Aparicio), una joven criada indígena que junto con Adela (Nancy García) son las principales responsables del cuidado de los cuatro niños de la casa.

Cleo es aquella de mirada distante, entregada de corazón a su trabajo, responsable, cariñosa, cuidadosa y amante de cumplir con sus labores como lavar los trastes desde que se levanta por las mañanas para despertar a los niños para ir a la escuela, siendo la última en irse a la cama después de limpiar todo, mientras sus patrones desgastan poco a poco su relación con discusiones a puerta cerrada, fracturando aquel sentimiento que solían tener… el amor.

Y es que aún cuando la historia suene común (o para algunos simple), es precisamente ese el fuerte en este trabajo de Alfonso Cuarón, quien con el paso de los años ha demostrado ser uno de los mejores directores mexicanos que además ya se ha hecho acreedor de varios premios importantes, y pese a que sus trabajos han sido muy buenos, todo queda en el pasado, pues con “Roma” encontramos aquellos años maravillosos de su infancia en los que nos da, para mi gusto, su película más personal, humana y por la que se le debe recordar siempre. Como todo en la vida, la armonía se verá trastocada por acontecimientos privados y públicos que viven cada uno de los protagonistas, lo cual viene acompañado de un par de hechos históricos que dejaron sensibles a toda una nación, y que los protagonistas viven en carne propia.

A destacar tenemos el blanco y negro que el también escritor de la cinta optó por utilizar para regalarnos paneos que nos permiten familiarizarnos con la excelente ambientación e iluminación, además del vestuario, el sonido y la nostalgia que está impregnada desde la mirada de una Yalitza Aparicio, quien para ser este su debut, son sus gestos, silencios, sumisión y garra en los momentos requeridos, lo que nos hace ver que no importa el no tener experiencia, puesto que si haces algo de corazón logras un resultado tan importante y efectivo con el de ella (porque nos hace sonreír y nos hace llorar durante la historia), además Marina de Tavira (la que se podría decir es la única actriz reconocida dentro de la cinta) quien también da una de sus mejores actuaciones, siendo dos mujeres las que vivan los malos sabores del noviazgo y matrimonio, los problemas cotidianos y la lucha por sacar adelante a una familia que se desmorona por los hechos, más no por el amor que habita en todos ellos; en general cada actuación vale la pena gracias a lo bien desarrollado de los personajes y sus cualidades.

El director logró aquí darnos algo íntimo, lleno de sentimiento en el que sientes cariño por cada personaje, sean nobles o irresponsables, puesto que aquí estamos ante una vida, un recuerdo y un tiempo que definió aquel ayer lleno de ilusiones y alegrías, aún cuando los adultos y un país estuvieran pasando por momentos complicados, visto también dese la mirada de unos niños, además si a esto sumanos un par de escenas que traen momentos cómicos, es la realidad la que nos hace ver el poder visual de este trabajo en el que debemos estar muy al pendiente de los detalles como lo son los carteles de Luis Echeverría, varios logotipos que ahora son considerados vintage de las marcas comerciales de aquella época, los automóviles enormes, el vestuario, entre otros, esto permitiéndonos contextualizar la época en la que el director vivió su infancia, navegando por su mente.

“Roma” se perfila para ser la favorita en llevarse varios premios como Mejor Película Extranjera durante el recorrido de ceremonias en el 2019, y sé que lo logrará.

Estará un tiempo limitado en cines, para después estar disponible en Netflix, pero si tienes oportunidad de verla en una sala de gran pantalla, ¡hazlo!

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

- US -