Zumby Pixel

Los periodistas

La Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (Ceapp) no se ha podido despojar del escepticismo.

Publicado 14 diciembre 2018 el 14 de Diciembre de 2018

por

Desde su creación en el 2012, bajo la tulela y la venia del entonces gobernador Javier Duarte, la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (Ceapp) no se ha podido despojar del escepticismo que la gran mayoría de los periodistas de la entidad tenemos sobre este “organismo autónomo”.

Sus primeros comisionados fueron totalmente afines al gobernador en turno, y en su reedición con Yunes Linares, si bien se renovaron los comisionados, entre ellos ciertamente algunos críticos -desde sus espacios- de la administración que se fue, todos fueron convocados desde la esfera gubernamental para los cargos.
Y es que mientras no tenga modificaciones en su reglamento interno, desde la presidencia hasta el último comisionado estarán a expensas del visto bueno del Ejecutivo; claro, con el aval del Congreso.

Se esperaba que durante el minigobierno yunista, apelando a su estatus de organismo autónomo sus integrantes empezaran a promover modificaciones a operación interna para que en lo subsecuente el nombramiento de sus miembros corresponda sólo y únicamente al consenso de los comunicadores en el estado, pero la aspiración de la mayoría de los colegas en la entidad (me atrevo a decirlo) no se ha visto cristalizada.

La Ceapp sigue dependiendo presupuestalmente del gobierno del estado. Y dice una sabia conseja popular que “el que paga manda”.
Si bien el asunto del sostenimiento es un renglón del que no se puede abstraer por ahora, porque ¿de donde sacar el millonario presupuesto para su operación? sí se podría elegir a sus miembros de manera independiente.

Lo decimos porque observamos algunos comisionados en constantes adulaciones al gobernador saliente al grado de reproducir boletines en sus columnas para matizar logros y obras del bienio, con toda la “línea” dictada desde oficinas palaciegas.
Se dijo en su momento también que los sueldos de los comisionados se reducirían en comparación a lo que ganaban los de la primera época. A fuerza de ser sinceros desconocemos si lo cumplieron o no.

Pero para privilegiar la transparencia, ahora que el gobierno estatal en turno, al igual que el federal, trae como tema prioritario la austeridad y la reducción salarial, sería conveniente conocer cuánto ganan para comprobar si la reducción de salarios llegará o no la Ceapp, y que la mayor parte del presupuesto se dirija a la capacitación de los comunicadores.
Ya el año pasado la diputada panista, Josefina Gamboa, planteó la desaparición de los comisionados para que solo quedara uno al frente y el resto de los cargos sean ocupados por perfiles adecuados en derechos laborales y penales, que atiendan estas necesidades del gremio,

De hecho no compartimos esa propuesta, pero sería sana una renovación de todos su integrantes para “airear” su funcionamiento y despejar resabios del pasado, mediante una convocatoria en la que los colegas periodistas de todos los rincones del territorio estatal que tengan la legítima aspiración de integrar la Comisión para ver por el bien de sus compañeros, puedan participar de manera democrática presentando sus currículas, las cuales serían analizadas por una especie de jurado integrado por comunicadores, para elegir entre iguales a sus representados.

Este miércoles los integrantes de la CEAPP se reunieron en palacio de gobierno con el mandatario estatal Cuitláhuac García Jiménez, “para coordinar acciones a favor del gremio periodístico y de fortalecimiento institucional”, se difundió periodísticamente.
La comisionada presidenta Ana Laura Pérez Mendoza y el secretario ejecutivo, Jorge Morales Vázquez, encabezaron la comitiva.
Se sabe que trataron temas en materia de seguridad, justicia, laborales, de profesionalización y asistencia integral del gremio periodístico, en relación a las obligaciones de las autoridades.

Se esperaría que hayan abordado la necesidad de cambio en las representaciones del organismo autónomo, porque parece ser que los cargos son por dos años.
Gobierno nuevo, organismos renovados también para estar a tono.

Correo electrónico: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.