Zumby Pixel

Y no hace falta ser brujo y mucho menos adivino

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Publicado Hace 28 días el 26 de Diciembre de 2018

por

Tal y como se los he venido diciendo, la situación se torna interesante. Y, como se dice ahí en el medio rural: “¡Y peor que se va a poner!”.

Como les digo en el título, no hace falta ser brujo y mucho menos adivino para ver en el horizonte que la cosa no promete tornarse “pior” ¿Por qué? Porque todo el mundo está apretando en esta campaña espantosa que se ha dado para desprestigiar a AMLO, que ya hasta gente que no tiene la más remota idea ni de lo que significa la palabra “política” comenta hasta de la forma en cómo habla AMLO. Por lo tanto, y para el bien de TODO MÉXICO, se hace imperativo que AMLO, en principio, proceda al grito de ya, a rodearse de un buen equipo de seguridad, sobre todo, de gran confianza para él. Pues la cosa se torna  más que crítica y un susto a mayor nivel del accidente en Puebla, podría traer consecuencias muy, pero muy feas para el país.

MADERO ERA Y FUE UN INGENUO, AMLO SE SABE TODO SOBRE POLACA A LA MEXICANA

Miren, yo estaba por comentar ustedes algunas similitudes en lo de la campaña de referencia, con lo que sucedía en los tiempos de Madero, cuando ya era Presidente. Si ustedes revisan en Internet, verán la forma con cómo los medios de aquel entonces (era puros periódicos, no habían los electrónicos), hasta mofa hacían de Don Panchito. La caricatura que más recuerdo de las que he mirado es la de Madero usando el uniforme militar de Don Porfirio Díaz y le quedaba muy grande y otra bola de sandeces con las que se deleitaban las fuerzas vivas de ese tiempo.

Todo fue en levante, hasta que Victoriano Huerta (encargado de la seguridad de Madero) manda asesinar al Presidente y al Vicepresidente, Don José María Pino Suarez (era tabasqueño). Esta fue la acción que detonó el movimiento armado en toda la nación y creó la mortandad llamada “Revolución Mexicana”. Y, nadie quiere que eso suceda ahora en México, es lo que menos hace falta.

“PA´LOS TOROS DEL JARAL, LOS CABALLOS DE ALLÁ MESMO”

Afortunadamente, a diferencia de Madero, AMLO sí sabe de política a la mexicana y se las sabe todas, pues viene desde la trinchera y desde hace muchos años. Pero, de todas formas debe mirar por su seguridad y no permitir que Juan de las Pitas se le acerque. Está bien que tenga contacto con el pueblo, pero, las cosas en México no están para hacerlo de manera tan expuesta.

Y hablando de Don Porfirio, y como todos los historiadores mienten y luego cada quien le echa lo que quiere a ese guiso llamado historia, entre las frases que le adjudican al Gran General y Gran Oaxaqueño (así, con mayúsculas), está que en camino al Ypiranga, no solo dijo la de “¡Ay, de México!, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, sino también la de: “Ya soltaron a la caballada, a ver quién la vuelve a encorralar”. Y por ahí andamos ahora.

“¡AHORA O NUNCA SEÑOR PRESIDENTE!”

Por lo que andando en esto y dado que Juárez es, por lo que se ve, el prócer más admirado por AMLO, no debería olvidar la frase de: “Ahora o nunca, señor Presidente”. Que desde la primaria yo sabía la había dicho Guillermo Prieto, pero, ahora me entero que no, que fue Sebastián Lerdo de Tejada (ven por qué les digo que luego se hace todo un merequetengue en materia de Historia). Pues siguiendo con lo aprendido en mis años escolares, la frase del tocayo Prieto, tenía la finalidad de señalarle a Don Benito que no debía perdonar al Habsburgo (ya le estaba temblando la mano al Benemérito ante la súplica de la princesa Agnes Salm por el perdón de Juárez a Maximiliano), para que fuera un precedente para el extranjero que quisiera invadir territorio nacional se la pensara más. Juárez hizo caso y se echó al plato al rubio barbado y compinches conservadores.

QUIEN LO HAYA DICHO SEGURAMENTE HABÍA LEÍDO “EL PRINCIPE”

Por lo que AMLO debería comenzar a enviar a uno que otro súper corrupto al fresco bote ¡Sobran! (procesados debidamente, nada de que salgan libres al final del sexenio). Y van a ver cómo se aplaca toda esta torpe campaña que traen contra él y que tanto está perjudicando a México. Además, así los 30 millones de votantes que le concedieron el mandato, lo apoyen todavía más.  

No me cabe la menor duda de que quien aconsejó a Juárez había leído “El Príncipe”, autoría de mi cuate, el florentino Maquiavelo. Por lo que de ahí se inspiró el: “Ahora o nunca señor Presidente”. 

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.