Zumby Pixel

“¡NO HAY PLAZO QUE NO SE CUMPLA!”

Porque se creyeron los dueños hasta del tiempo. Pero, se cumple con fría puntualidad el fin del plazo y sobreviene la cruda moral que perdura por lo que les queda de vida. Peor aún, cuando lo que molesta a quienes han encabezado gobiernos, consiste en serán recordados como lo que fueron e hicieron: ¡Unos pillos consumados!

Publicado Hace 16 días el 01 de Diciembre de 2018

por

“¡NO HAY PLAZO QUE NO SE CUMPLA!”
Yo agregaría a la frase lapidaria que hoy titula esta “calumnia”: “Como tampoco inevitable el desespero y lamento perenne por no haber alcanzado con aseo y pulcritud tan inexorable momento”.
Ayer leí, las palabras de despedida de quienes parten de los puestos ganados en las urnas y que por ministerio de ley debieron entregar, en varios casos, entre arrebatos de soberbia y casi ira. Pero, tal situación se debió al desaseo, a la falta de sencillez y tacto para llevar a cabo la “cosa pública” (concepto inventado por los romanos de la república). Porque se creyeron los dueños hasta del tiempo. Pero, se cumple con fría puntualidad el fin del plazo y sobreviene la cruda moral que perdura por lo que les queda de vida. Peor aún, cuando lo que molesta a quienes han encabezado gobiernos, consiste en serán recordados como lo que fueron e hicieron: ¡Unos pillos consumados!

HABLANDO DE FRASES LAPIDARIAS
Pues por más que traten de mostrarse risueños y despreocupados, prevalece lo dicho por el gran poeta chileno Pablo Neruda: “Algún día, en cualquier lugar, en cualquier parte, indefectiblemente te encontrarás a ti mismo. Y esa, sólo esa, puedes ser la más feliz o la más amarga de tus horas”. Un ejemplo que no requiere ser explicado, está en cómo terminó López Portillo, ya no digamos el descrédito, sino por más que él quería justificarse de lo injustificable, murió casi solo y en total amargura.
“Cuando en un país reina el orden, es una vergüenza ser hombre pobre y común. Cuando en un país reina el caos, es una vergüenza ser rico y funcionario”. Confusio.
“Cuando un hombre estúpido hace algo que lo avergüenza, siempre dice que cumple con su deber”. George Bernard Shaw.

FIN DE LA BORRACHERA Y EL DESPERTAR EN SOLITARIO CON LA TERRIBLE CRUDA
Se cumple también el latinazgo: “Donec eris felix, multos numerabis amicos: Tempora si fuerint nubila, solus eris” (Cuando eres feliz tienes muchos y numerosos amigos, cuando el tiempo se nuble, estarás solo). Y así quedan ahora uno que otro, ahora “ex”.
El dicho por un gringo: “Se agradable con las personas mientras subes, porque los necesitarás cuando vayas en picada”. Wilson Mizner.
Aplica también la de Mateo 16:26 “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si a cambio pierde su alma?”.

DICHO CATALÁN, MUY BUENO, SOBRE TODO, REAL
“La vida es corta como la escalera de un gallinero y encima repleta de caca de gallina” (maticé el final, para no verme como el Paco aquel).
Por lo tanto, dejemos a cada día su afán y no nos preocupe tanto la cuestión material, que al final, se los puedo asegurar, toda gloria es pasajera. Por ello, vivamos y disfrutemos a plenitud esta magia llamada vida.
Entonces, disfrutemos todo nuestro folklore mexicano en la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador. Veamos cómo se desarrolla en su toma de posesión alguien a quien como nunca antes en la historia de nuestro vapuleado país, el voto del pueblo le ha dado la legitimidad requerida, lo cual lo legitima incuestionablemente.

HOY, COMO CADA SEIS AÑOS ¡ES DÍA FESTIVO! ENTONCES ¡DIVIRTÁMONOS!
Y, aunque los inconformes del “mexican stablishment” (más bien creo son varios políticos resentidos que ven la pérdida de impunidad y de privilegios que a mansalva han detentado), lo han denostado, no olvidemos jamás de que somos una república y por tal sistema de gobierno se ha luchado siempre. Y a lo que hoy asistimos los mexicanos, es precisamente a eso, a ver como alguien votado abrumadoramente por el pueblo, hoy se inviste en Presidente de todos los mexicanos. Por lo que estamos obligados a apoyarle y a comentar lo que no vaya bien. Pero, de que debemos festejar ¡Festejemos! México necesitaba un cambio y éste se dio, lo demás, como dice el Dalai Lama: “Solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir”.

“¡OH VOSOTROS LOS QUE ENTRÁIS (más bien: “salid”)! ABANDONAD TODA ESPERANZA”
¡Sin duda alguna, faltó mucho oficio político y bastantes se pensaron infalibles! Olvidaron ser sencillos como las palomas y astutos como las serpientes… Y se van peores de amargados que de lo que llegaron. Sobre todo, porque se van en medio del descrédito y el escándalo. Y ni siquiera lograron, ya no digamos vencer a sus némesis, ni siquiera llamar la atención de éstos y en cambió ¡Los últimos prevalecieron!

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

- US -