Zumby Pixel

Texture de Apple pretende revolucionar la industria editorial

La llaman el Netflix de la prensa
Foto: Agencias

Publicado 15 diciembre 2018 el 15 de Diciembre de 2018

por

Agotado su esquema tecnológico, Apple se ha propuesto revolucionar la industria editorial a través de su iniciativa Texture, un servicio de acceso ilimitado a cientos de revistas y publicaciones periódicas en formato online y por una tarifa mensual por usuario inferior a los 10 dólares ofrece a sus suscriptores acceso libre e ilimitado para todas las cabeceras que decidan agregarse y distribuirse por este sistema.

Su modelo de comercialización de Texture es igual que los de Netflix o Spotify en sus nichos, con la diferencia de que las editoriales pondrán en valor sus cabeceras igual que ya lo hacen las productoras cinematográficas o discográficas con sus títulos o músicos. De momento, la aplicación testea el mercado en los Estados Unidos y el próximo año, planea extenderse en decenas de países. Texture retribuirá a los dueños de las revistas y periódicos en su escaparate en función del tiempo de lectura. En marzo pasado Apple adquirió Texture, sociedad entonces participada por Condé Nast, Hearst, Meredith, Rogers Media y el fondo de capital riesgo KKR, y está tratando de atraer a periódicos como The Wall Street Journal y The New York Times para que se unan a la idea, que en su camino competiría con las startups Magzter y Zinio, que ya venden acceso ilimitado a revistas por 9.99 dólares al mes.

El sector editorial acostumbrado a las ocurrencias tiene opiniones contrapuestas. La estrategia no es nueva y de alguna manera lo ofrece Microsoft y Google gratuitamente. Texture retribuirá a los dueños de las revistas y periódicos expuestos en su escaparate en función del tiempo de lectura que generen entre los usuarios, sin tener en cuenta el número de descargas. Con ese sistema, los abonados tienen libertad de revisar las publicaciones y las editoriales acceso a lectores de todo el mundo, como respuesta a un entorno global de caída de las ventas en kiosco y freno de las inversiones publicitarias.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.