La poderosa FED y las tasas de interés

El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), en su última sesión trimestral de 2018 subió los tipos a pesar de la abierta presión del Presidente de ese país, Donald Trump y adelanta dos incrementos más en 2019 para llegar a una posición neutral, en un proceso de normalización de la política monetaria. Con esto la Fed demuestra una vez más su legendaria independencia del poder ejecutivo, como en teoría debe proceder un banco central.

La Fed decidió subir los tipos de interés un cuarto de punto, a una banda de entre el 2,25% y el 2,5%, con lo que ya son nueve los incrementos desde que se inició el nuevo ciclo hace justo dos años. Se trata de una de las decisiones más difíciles en mucho tiempo, del cuarto incremento de este año y el cuarto también con Jerome Powell de presidente. La última vez que los tipos estuvieron en el 2,25% fue en marzo de 2008, antes de decidirse ese mes una rebaja de tres cuartos de punto.

Esta vez, la reunión era complicada por la carga pesada del presidente Trump, que crítica abiertamente a la Fed, y con Wall Street muy nervioso, como lo prueba que el Dow Jones hoy cayó 2.03 % a los 22,859.60 puntos. Un día antes Trump aconsejó a la institución que “sintiera” el mercado antes de tomar una decisión. Pero, “subir los tipos”, explicó Powell, es lo mejor que se puede hacer para que la economía no se recaliente y sostenga la expansión. Y ante la presión política, dejó claro que nada va a “disuadir” a la Fed de hacer lo que considera que es lo correcto.

Powell se sigue declarando optimista respecto a la marcha de la economía, y hace a previsión de un crecimiento del 2,3% en 2019, frente a un 3% este año. El desempleo bajará del 3,7% y al 3,5%. Y la inflación estará en el 1,9%.

El tipo de interés a largo plazo bajaría al 2,8%, dos décimas menos de lo que se dijo hace tres meses y el nivel neutral estaría algo más cerca del 3%, con el objetivo de llevar los tipos a un nivel más normal que el visto durante la última década, concluyendo el proceso de normalización que arrancó en diciembre de 2016, con un primer incremento.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.