Zumby Pixel

El banco de Japón rebasa a la economía japonesa

Incremento cinco veces su balance desde 2012
El banco de Japón rebasa a a economía japonesa

Publicado Hace 14 días el 05 de Diciembre de 2018

por

Tras años de políticas no convencionales y compras de activos, para lograr inflación y crecimiento, el balance del Banco de Japón (BoJ por sus siglas en inglés) es el segundo más grande del mundo, sólo por detrás del balance del Banco Central Europeo y es la primera institución de un país del G7 cuyos activos en balance superan el tamaño de la economía del país.

A partir de 2013, con la llegada de Harihiko Kuroda como su gobernador, la institución comenzó a comprar activos en cantidades industriales, hasta que su balance es de 553,6 billones de yenes, unos 4,31 billones de euros, el mismo tamaño que toda la producción anual de Japón, cinco veces más grande que la capitalización de Apple y 25 veces la de Toyota, la firma más importante de Japón, por valor de mercado. Y el balance seguirá aumentando a la par de la postura expansiva de su política monetaria.

Antes que el BoJ, el primero lograr este hoto financiero fue el Banco Nacional Suizo, cuyo balance supera los 700.000 millones de euros mientras que la economía del país helvético tiene un tamaño de unos 600.000 millones de dólares. En la Eurozona, el BCE sigue comprando bonos en términos netos y su balance ya supera los 4,6 billones de euros, pero la economía de la unión monetaria supera los 11,2 billones de euros, lo que supone un 41% del PIB del área euro. En EEUU, la Reserva Federal acumula unos 4,1 billones de dólares mientras que la economía del país supera los 19 billones de dólares, lo que le da un 20% del PIB.

Aunque Japón tiene el banco central más activo, la inflación no pasa del 2%. El BoJ, con sus políticas de tipos cero y compras masivas es dueño del 45% de toda la deuda pública de Japón., la deuda pública ofrece una de las rentabilidades más bajas del mundo a pesar de suponer el 250% del PIB, la más alta del mundo en términos relativos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -