Agentes norteamericanos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), liberaron a más de 500 migrantes en distintos albergues y estaciones de autobuses en El Paso, Texas, lo que elevó a más de mil 100 el total de indocumentados puestos en libertad en los últimos cuatro días.

Las liberaciones masivas que iniciaron desde el pasado domingo, se dan luego que la ICE alcanzó los límites de tiempo que puede detener a las familias migrantes.

Gestiona CEDH “Constancias de Vulnerabilidad” a migrantes

Pide EU a México indagar males en migrantes

“Para mitigar el riesgo de mantener a las unidades familiares más allá del plazo asignado al gobierno, la ICE ha reducido las revisiones de los planes posteriores a la liberación de las familias detenidas a lo largo de la frontera suroeste”, explicó la dependencia en un comunicado.

Agregó que “continúa trabajando con funcionarios locales y estatales y ONG (Organizaciones No Gubernamentales) asociadas en el área para que estén preparados para brindar asistencia con el transporte u otros servicios”.

Las liberaciones de inmigrantes se dan luego que se informó el martes sobre la muerte de un segundo niño migrante que estaba bajo custodia de la Oficina de Inmigración y Protección Fronteriza (CBP).

El menor, identificado como Felipe Gómez Alonzo, de siete años, originario de Guatemala, falleció la madrugada del 25 de diciembre.

También la menor migrante guatemalteca Jakelin Caal Maquin, de siete años, falleció bajo custodia de la Patrulla Fronteriza el pasado 8 de diciembre.

Con información de Agencias

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.