Zumby Pixel

Asesino serial ruso mató a 77 mujeres con hachas y martillos

El expolicía Mikhail Popkov mataba a sus víctimas de entre 16 y 40 años, en su mayoría prostitutas, a golpes de hacha o de martillo; él mismo se describía como un "limpiador de mujeres inmorales"

Publicado 10 diciembre 2018 el 10 de Diciembre de 2018

por

Mikhail Popkov de 54 años, fue declarado culpable por un tribunal de justicia ruso por el asesinato de 56 mujeres entre los años 1992 y 2007.

En total es culpable del asesinato de 78 personas, lo que representa una nueva marca en asesinatos seriales.

Asesino serial, enfermero reconoce haber matado a 100 pacientes

“El monstruo de la soga”: Revelan métodos del asesino serial (VIDEO)

Popkov, también conocido como “el maniaco de Angarsk”, era un oficial de policía destacado en Siberia quien ya había sido condenado en 2015 a cadena perpetua por el asesinato de 22 mujeres.

Este lunes un tribunal de la ciudad de Irkutsk, cerca de lago Baikal en Siberia, le declaró culpable de otros 56 asesinatos cometidos entre 1992 y 2007, con una segunda condena a cadena perpetua.

Popkov, que cometió la mayoría de sus crímenes en la ciudad de Angarsk, cerca de Irkutsk, a unos 4 mil 200 km al este de Moscú, mató a 77 mujeres y a un solo hombre, otro policía.

Primero invitaba a sus víctimas, muchas de las cuales fueron violadas, a subirse a su coche de noche, utilizando a veces su vehículo de policía fuera de las horas de servicio.

Mataba a sus víctimas, de entre 16 y 40 años, en su mayoría prostitutas, a golpes de hacha o de martillo; el mismo se describía como un “limpiador” de las prostitutas de la ciudad.

Solía abandonar a sus víctimas en el bosque, en cementerios o en las cunetas. Solo dos mujeres lograron escapar a sus ataques aunque resultaron gravemente heridas.

Mijaíl Popkov tenía “una necesidad patológica de matar a gente” y una “obsesión asesina incluyendo aspectos sádicos”, explicó la oficina de la fiscalía.

El expolicía fue considerado sin embargo responsable de sus actos y con una mente clara para ser juzgado.

“Disfrutaba de sus actos. Los veía como su razón de vivir”, explicó a Komsomolskaïa Pravda el criminólogo Yury Antonyan, quien participó en la investigación.

Rusia ha tenido otros asesinos en serie en su historia, como Andréi Chikatilo, ejecutado en 1994 por el asesinato de 52 adolescentes y niños durante la época soviética.

Con información de Agencias

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.