Pero ¿Quiénes están incluidos?

Para sus hijos, ha quedado de la siguiente manera:

“El teatro que lleva su nombre y está en el Centro de la CDMX se lo heredó a su hija Sylvia. Su lujosa casa que tiene al sur de la ciudad se la va a dejar a su hijo Luis Enrique, mientras que las cuentas bancarias a su hija Alejandra”.

En cuanto a sus nietos, les ha dejado 20 estacionamientos que tiene distribuidos en la capital del país.

“La renta de los estacionamientos le hace ganar 9 millones de pesos mensuales, una cantidad sumamente alta, pues por cada uno le pagan 15 mil pesos diarios; por eso decidió que todo ese dinero vaya distribuido entre todas sus nietas y bisnietas”