Definitivamente el Estadio Azul no era ninguna maldición

Aunque muchos fervientes seguidores del Cruz Azul se ¡imaginaron cosas chingonas! (sabías palabras del chicharito) al tener el equipo buen comienzo en la Apertura 2018, el cambio de estadio, haber quedado en primer lugar de la tabla de posición para disputar la Final de la Liga MX, ser ganadores de la Copa MX, simplemente no pudieron romper la sequía de 21 años sin tener el título de liga y solamente quedarse con otro subcampeonato.

Así quedó el sorteo de los octavos de final de la Champions League

No podrían faltar los memes tras la derrota del Cruz Azul

Si se hace un pequeño recuento desde que el Cruz Azul jugaba como local en el Estadio Azul en 1996 hasta el Clausura 2018, nunca pudo levantar un título en su casa, solamente ganó en el invierno de 1997 en la cancha del León.

Después pudo disputarse otras cinco finales donde no concretaron nada, dos de estas fueron en su casa, frente al Pachuca en el Invierno 99 y Rayados en la Apertura 2009.

Por lo que el cambio de casa ahora el Estadio Azteca su afición volvió a creer en su equipo,  partido que se disputara en el recinto era sinónimo de triunfo, ya que durante el torneo se mostró un equipo solido y con hambre de triunfo, teniendo como resultado ocho victorias, un empate frente a su verdugo el América, sin imaginarse que contra ellos se enfrentarían la Gran Final del Apertura 2018.

Quedó demostrado que el Estadio Azul no era la maldición del equipo celeste, sino ellos mismos al no poder concretar su objetivo que se plantean desde que inicia el torneo.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ