Empresa de abarrotes culpable de incendio se niega a pagar los daños

Aunque en la Unidad Integral de Procuración de Justicia en el distrito de Zongolica ya se acreditó que el incendio que se presentó hace 3 meses en los locales comerciales fue responsabilidad del negocio Mexicana de Abarrotes, esta empresa y la aseguradora HDI, se niegan a reparar el daño.

Como se informó oportunamente, el pasado 25 de agosto en las calles de Miguel Hidalgo y José María Morelos en esta localidad, se registró un incendio, que movilizó a elementos de la policía municipal, Protección Civil y la ciudadanía, para sofocarlo.

De acuerdo con Juan Carlos Tello Hernández, propietario del inmueble siniestrado, los dueños de la empresa Mexicana de Abarrotes, Adrián y Antonio González así como la aseguradora HDI, se niegan a reconocer los daños y en consecuencia, a pagar el inventario de la farmacia así como los daños ocasionados a este inmueble.

Comunidades de escasos recursos piden apoyo por bajas temperaturas

Tendría gobierno de Cuitláhuac presupuesto superior a los 128 mil mdp en 2019

En la carpeta de investigación 285/ 2018, quedó establecido que el incendio fue ocasionado por descuido y negligencia de Mexicana de Abarrotes, pues ya habían recibido varios requerimientos, e incluso, multas por las condiciones en que se encontraba la instalación eléctrica, e hizo caso omiso a esa disposición.

Ante los medios de comunicación, el agraviado denunció que la citada abarrotera y la aseguradora HDI, no quieren pagar los daños causados por el incendio y lo que es peor, ya instalaron un nuevo negocio en un restaurant denominado “Las Cazuelas”, aquí mismo en Zongolica.

Tello Hernández solicitó la intervención del presidente municipal y del gobernador electo Cuitlahuac García para que la empresa Mexicana de Abarrotes –quien tiene sucursales en toda la república- y la aseguradora HDI, se hagan responsable de los daños ocasionados por su negligencia.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.