Zumby Pixel

Un gran trabajo para el desarrollo de Chiapas

Velasco presentó ante la soberanía del Pleno de la LXVII Legislatura del Congreso del Estado de Chiapas, su sexto Informe de Gobierno.

Publicado Hace 14 días el 29 de Noviembre de 2018

por

El próximo 8 de diciembre, el gobernador constitucional del Estado de Chiapas, Manuel Velasco Coello, dará término a su mandato. A casi seis años de haber asumido la responsabilidad de gobernar uno de los estados de la República con mayores recursos naturales, que en mucho han colaborado con el desarrollo de México, pero que paradójicamente presenta grandes rezagos de desarrollo y serios problemas históricos de marginación social, el gobernador Velasco presentó ante la soberanía del Pleno de la LXVII Legislatura del Congreso del Estado de Chiapas, su sexto Informe de Gobierno.

Al iniciar su administración, el gobernador se comprometió a ejercer un gobierno “austero, transparente y eficiente”, así lo obligaban su convicción personal y el estado de las finanzas públicas de la entidad que mostraban en ese momento una situación muy complicada pues su déficit operativo era de 9,234 millones de pesos, la deuda bancaria era más de 12 mil millones de pesos y la bursatilizada de casi seis mil millones de pesos más.

Y Manuel Velasco Coello cumplió. A seis años, Chiapas dejó de ser uno de los diez estados más endeudados de la federación, así lo avala la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el más reciente reporte del Semáforo de Alertas de Deudas Estatales, donde se establece que la deuda pública del estado de Chiapas se encuentra en color verde y está calificada como deuda sostenible. De igual modo las calificadoras internacionales como Standard and Poors, Hr Ratings y Fitch Ratings otorgan a la entidad una calificación positiva para las inversiones y con un gobierno financieramente estable.

La gestión del gobernador Velasco Coello se sustentó en el Plan Estatal de Desarrollo 2013-2018 que se diseñó en base a cuatro ejes de gobierno: Crecimiento, Desarrollo, Bienestar, y Medio Ambiente, buscando impactar en los 124 municipios en que se divide la entidad.
En el primer eje se englobaron los rubros de Seguridad, Turismo, Migración, y Campo. En el tema de Seguridad se crearon el cuerpo policiaco Fuerza Ciudadana, integrado por 1,400 elementos certificados; la Fiscalía Antisecuestros; y se incrementaron de 30 a 500 cámaras de vigilancia ubicadas en puntos estratégicos. Todo ello, con apoyo del gobierno federal, logró mantener al estado con la tasa más baja de víctimas por cada cien mil habitantes a nivel nacional, de acuerdo a los datos proporcionados por el INEGI. Sin duda, cifra de la cual debe sentirse muy orgulloso.

En el renglón de Turismo, los recursos recaudados a través del Impuesto Estatal de Hospedaje, se utilizaron para impulsar los programas de promoción turística, lo que permitió elevar la cifra de visitantes a más de 31 millones, que generaron una derrama económica de más de 1,200 millones de pesos. También se utilizaron para la rehabilitación de los Pueblos Mágicos de Chiapa de Corzo, San Cristóbal Las Casas, Comitán de Domínguez y Palenque, entidad esta última donde se inauguró el nuevo Aeropuerto Civil Internacional. Por otra parte, el Aeropuerto Internacional de Tuxtla Gutiérrez se modernizó y aumentó la afluencia de pasajeros en 72%.
En el tema de Migración se creó la primera Fiscalía Especializada en Atención al Delito de Trata de Personas, que trabaja con un protocolo certificado por la ONU. De manera paralela se construyó una estructura de seis mil comités comunitarios de Protección Civil que se ha convertido en un referente nacional e internacional.

En cuanto al Campo, en septiembre de 2017 se inauguró el primer Parque Agroindustrial del Sureste de México. Se trata de un polígono de 102 hectáreas con capacidad para instalar 75 procesadoras agroindustriales que impactarán el desarrollo de 15 mil productores de la Costa chiapaneca y el Soconusco. Más de un millón de productores agropecuarios recibieron el apoyo del gobierno estatal para estimular su producción. Chiapas sigue siendo la entidad con mayor superficie sembrada de maíz y es líder nacional en la producción de café, plátano, mango Ataúlfo, ciruela mexicana, palma de aceite, cacao y litchi.

En el eje de Bienestar, el trabajo se centró en los temas de Educación, Salud, Deporte, Mujeres y Adultos Mayores. Se instrumentaron diversos programas sociales en apoyo al gasto diario de las familias en situación de mayor vulnerabilidad, así seis de cada diez hogares chiapanecos cuentan con estos apoyos. En San Cristóbal Las Casas se inauguró la primera Ciudad Mujer, donde 17 instituciones trabajan de manera coordinada para dar atención integral a mujeres indígenas de 19 municipios de Los Altos.

En salud se instrumentó el Programa de Rescate y Reconstrucción de 33 clínicas y hospitales en todas las regiones con equipamiento de primer nivel, entre ellos, tres de los hospitales de especialidades más grandes y modernos del sureste mexicano; y en Educación, el gobernador Velasco Coello le apostó decididamente a la inversión porque está convencido de que “el futuro de Chiapas se encuentra en sus aulas”. De acuerdo a los últimos resultados de Coneval, es el estado que más ha reducido la pobreza extrema, más de 160 mil habitantes lograron superarla y es la tercera entidad que más redujo las carencias alimentarias y aumentó los servicios de salud.

En el renglón de Desarrollo se construyeron y rehabilitaron más de 35 mil kilómetros de carreteras y caminos que incluyen el corredor carretero de mayor impacto en los últimos tiempos. Se está construyendo el puente atirantado en La Concordia que unirá la Sierra con La Frailesca, el principal granero del estado, y en Tuxtla Gutiérrez el nuevo Libramiento Sur. Pero, sin duda, el proyecto más ambicioso es la Zona Económica Especial Puerto Chiapas, proyecto nacional que constituye un polígono de más de ocho mil hectáreas que generará crecimiento, desarrollo y miles de empleos en las regiones del Soconusco, la Costa y la Sierra de Chiapas.

Con respecto al cuarto eje, Medio Ambiente, el gobernador impulsó una nueva conciencia medioambiental convirtiéndola en materia obligatoria en todos los niveles educativos. Se reforestaron 81 mil hectáreas de bosques y se trabajó decididamente en la prevención de incendios forestales. En coordinación con Conagua se restauró el cien por ciento del caudal de las Cascadas de Agua Azul, una de las bellezas naturales más importantes de México. El estado de Chiapas es el que más invierte en el pago por servicios ambientales, apoyando económicamente a los comuneros lacandones y a los ejidatarios de la Sierra Madre.

Muchos son los logros. Desde estas páginas mi reconocimiento al trabajo del gobernador Manuel Velasco Coello, hoy convertido en un gran estadista.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -