Zumby Pixel

El miedo

¿A qué le tienes miedo?
El miedo

Publicado 09 noviembre 2018 el 09 de Noviembre de 2018

por

Te hago una pregunta muy profunda y personal: ¿a qué le tienes miedo? Este debate va a estar bueno, te lo garantizo.

El miedo se refiere a una sensación de angustia por un riesgo real o imaginario. Se entiende pues como una aprensión a que nos suceda algo contrario a lo que deseamos.

Todos detestamos tener miedo. Lo aborrecemos porque nos hace vulnerables e inseguros.

¿Cuáles son las causas de aquello que nos atemoriza? Al respecto hay una muy extensa bibliografía de la cual no me considero ni experto ni conocedor, pero lo que pretendo hoy con esta nota es que entendamos que el miedo nos hace tomar decisiones, o no.

En lo particular le tengo pavor a varias cosas, pero a lo que más temo es a la soledad. No sé, simplemente saber que me puedo quedar aislado me hace entrar en pánico. Me encanta tener tiempo para mi y poder leer lo que quiera, comer con calma, dormir a mis anchas o siquiera ver una serie en total tranquilidad. Todo lo anterior lo podría hacer acompañado, pero en diversas ocasiones disfruto mucho estar solo. Sin embargo ese lapso de tranquilidad dura sólo un instante porque después siento la necesidad de estar acompañado por alguien, primordialmente por mi familia.

La posibilidad de saber que podría quedarme sin mi familia, sin mis amigos o simplemente aislado, detona automáticamente mecanismos de acción altamente efectivos. Lo mismo sucede con quienes temen a la pobreza, a la obesidad, a alguna enfermedad o a cualquier cosa. Aplica para todos los casos, haz el ejercicio.

Que suceda lo que no queremos que suceda está [en la mayoría de los casos] en nuestras manos. Es algo que podemos resolver nosotros mismos. Depende en gran medida de nuestra propia voluntad, así que si queremos, lo resolvemos.

Las decisiones que tomamos al sabernos en peligro son fundamentales para nuestra sobrevivencia. Ni más ni menos. Pero una vez más, debemos tomar decisiones y afrontar las consecuencias, para bien o para mal.

Si nos enfrentamos a algo que nos atemoriza y no hacemos nada podríamos generar algún trauma y podríamos enfrentarnos repetidamente a una sensación de frustración que por sí misma es algo gravísimo pues nos impide vivir a plenitud.

Mi reflexión hoy para ti es esta: no veas al miedo como algo puramente negativo, intenta distinguirlo como un acelerador de toma de decisiones. Aprovecha esa inercia y transfórmala en algo productivo y positivo. No lo dudes, tendrás éxito si lo ejecutas correctamente.

Hacer este ejercicio me ha permitido tener a muchas personas a mi lado que sé no me dejaron solo, así que mi principal miedo está resuelto.

Facebook: CarlosRobles
Twitter: @carlosroblesmx

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -