Zumby Pixel

La maldición de la rueda

Por ser dos dioses importantes que se representaban con un círculo y en forma de rueda, el sol y la luna, para nuestros ancestros aborígenes esto era un sacrilegio.
Foto: archivo/EFE

Publicado 10 noviembre 2018 el 10 de Noviembre de 2018

por

LA MALDICIÓN DE LA RUEDA
No en balde nuestros ancestros indígenas, no obstante la habían inventado, no la usaron de forma alguna de manera industrial, sino que dejaron tal invento para efecto de los juguetes de los niños. Y me refiero a la rueda. Incluso, si ustedes quieren corroborar esto, ya en otras ocasiones les ha hablado de como en el Museo de Antropología de la Ciudad de Xalapa, existe una miniatura de un juguete para niños de la época prehispánica, el cual posee ruedas. Según leí ahí, se debía a que la rueda solo se utilizaba para que los infantes jugaran. En la práctica, por ser dos dioses importantes que se representaban con un círculo y en forma de rueda, el sol y la luna, para nuestros ancestros aborígenes esto era un sacrilegio. De ahí que no tuviesen nada que ver con carretas o nada con ruedas. Como sucedía con los europeos y el resto del mundo.

LA RUEDA, FUE LA CULPABLE DE ELLO
Hoy, vemos cómo el mundo entero se debate y sufre enormidades por toda una serie de inventos que tienen su origen nada más y nada menos que en la rueda. Y sin gastar espacio en esta “calumnia” citando toda la gama de ello, me concreto a anotar uno solo, que es el peor de todos: el vehículo con motor de combustión interna. Es el origen principal de la contaminación ambiental en su mayor parte.

LAS CIUDADES DE MÉXICO CRECIERON Y CRECEN EN LA MÁS ABSOLUTA ANARQUÍA
Tampoco es menester ir muy lejos para ver la ocasión de la terrible contaminación, sobre todo la atmosférica. Únicamente hay que ir o buscar fotografías de la ciudad de México, en un día cuando el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA) anda alcanzando el límite como para impedir que las autoridades de la capital del país impidan la circulación de los vehículos en cuestión. Los más contaminantes, por su gran número, son los automóviles particulares. Lo cual también se comprueba con el abatimiento de la contaminación en los días dedicados a días feriados o vacaciones en las escuelas en general. Y como deja de circular un sinfín de automóviles particulares, como otro tanto sale de invasión a la provincia mexicana, el aire de la Ciudad de México se limpia.

LA PIRÁMIDES DE NUESTROS ANCESTROS FUERON, MUY BIEN PLANIFICADAS
Creo por la falta de la rueda, es que nuestros ancestros indígenas construyeran ciudades tan bonitas, así como monumentos tan magnificentes, como lo son el legado de sus pirámides.

SE RESPITRA AIRE PESTILENTO Y LLENO DE ENFERMEDAD
En el presente, todas las grandes zonas urbanas del mundo, en su mayoría, sus habitantes están obligados a vivir en una atmosfera enrarecida y por demás perjudicial para la salud de la comunidad en general.

EL CAOS HA ALCANZADO ¡Y MUY FEO!, A LA ZONA METROPOLITANA DE VERACRUZ
Desafortunadamente en nuestra otrora lánguida y bucólica ciudad de Veracruz (¡Xalapa ni se diga!), hoy el caos es lo que impera, ante una enorme cantidad de vehículos en circulación, lo cual compite con un enorme número de baches y alcantarillas sin tapas en ¡Toda la zona metropolitana! Y sin que nadie haga nada al respecto. La cantidad de vehículos particulares, amén de la anarquía en su máxima expresión, campea por doquier, ya bien en Veracruz, Boca del Río, Medellín, Alvarado (la zona de la llamada “Riviera Veracruzana”). Todo es un terrible caos.

Sobre todo por el crecimiento anárquico de la mancha urbana, en donde lo que menos se cuidó fueron la continuación de calles y grandes bulevares.

EL TREMENDO CASO DE LA ZONA “PLAYA DE VACAS”.
Un preclaro ejemplo de esto es el camino a lo largo de la zona residencial conocida como “Playa de Vacas”, en donde hay residencias muy bonitas de gente muy pudiente, pero, se ve de inmediato la falta de planeación por parte de vecinos y autoridades, porque el camino por el que se accede y recorre dicho lugar, quedó en vil camino medieval para burros y carretas (hasta parece se inspiraran en la cuadrícula original de la otrora “Villa Rica de la Veracruz”), en lugar de haberse reservado espacio suficiente para un amplio bulevar, que incluso le hubiese dado más plusvalía a las construcciones a la vera de ese camino vecinal, al que hasta una buena banqueta se le escatimó.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

US - US -