Zumby Pixel

El buen juez por su casa empieza

Papa Francisco exhortó a escuchar el grito de los pobres, sofocado por “el estruendo de unos pocos ricos”.
Foto: Agencias

Publicado Hace 19 días el 23 de Noviembre de 2018

por

“El domingo pasado, 18 de noviembre, en la plaza de San Pedro, el Papa Francisco exhortó a escuchar el grito de los pobres, sofocado por “el estruendo de unos pocos ricos”. Esto, dentro de la Jornada Mundial de los Pobres para la iglesia Católica”. Esta es parte de la crónica de la celebración de la jornada en cuestión, fundada por el mismo Papa el año pasado.
Lo anterior sin duda alguna es bueno, porque es en pro de los pobres, pero, no debe ser dolo  en fechas de aniversario porque eso no es ayudar a los pobres, eso es usarlos para la foto. Y, esto no se trata de una crítica acerva, sino, aprovechar la figura del papa Paco, para mostrar cómo en el mundo entero no se hace nada efectivo para dar un ataque frontal a la pobreza, sino, hasta se fomenta la profusión de ésta terrible condición social a fin de que “el estruendo de unos pocos ricos” siga en progreso continuo y constante.

EL ATAQUE A LA POBREZA NO ES SOLO PARA SALIR EN LA FOTO
El ataque a la pobreza debe ser constante y permanente, no solo debe ser, como el mismo Papa lo ha calificado: “una moda de un pontificado”. Como tampoco de un determinado gobierno de algún país o de una institución, ya bien nacional o mundial. Debe ser contante y continua.

A TRAVÉS DE LA EDUCACIÓN SE SUPERA LA POBREZA  DE MANERA DEFINITIVA
Y, no olvidar que no hay mejor ataque a la pobreza que la educación, pues es a través de la educación y del saber cómo el ser humano puede ir cambiando de hábitos y de horizonte de vida. Pero, desafortunadamente, como es en los países pobres en donde se encuentra la mayor cantidad de materias primas y de recursos naturales, para las naciones industrializadas, donde por lo regular se encuentran los hogares y domicilios de los causantes “del estruendo de unos pocos ricos”, les conviene que la población de tales naciones se encuentren por lo regular en la ignorancia para que no se percaten del todo de la explotación a que están siendo sometidas en beneficio de los pocos ricos del mundo. De ahí que sea cada vez más numeroso en número de pobres en todo el mundo, para desgracia del mismo mundo, pues es casi un axioma a que a mayor número de pobres, peores calamidades para todos. Por lo qué, de no hacerse algo definitivo para bajar el número de paupérrimos a nivel mundial, la paz del mismo planeta estará cada vez más amenazada, para perjuicio de todos sus habitantes.

SIEMPRE SE HA NEGADO A CUMPLIR CON SU DESTINO MANIFIESTO
Sin duda alguna la iglesia podría ser un factor muy importante del cambio, para dar la debida educación en el mundo, pero, lamentablemente la iglesia misma se encuentra imbuida en una crisis tremenda, en donde prevalece el interés de grupos y no de la ideología que debería mover a la iglesia. Porque, la iglesia es muy acaudalada en bienes materiales y no los reparte entre los pobres como debía ser su misión, incluso, si de educación hablamos, vemos como las instituciones educativas dirigidas por la iglesia, no son dirigidas a los pobres, sino a las élites, a esos “pocos ricos”. Y por muchas becas que otorguen, esa no es la filosofía y mucho menos la doctrina que Cristo legó.
O sea, “que se haga la voluntad del Señor en los bueyes de mi compadre”.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -