Zumby Pixel

Sistema Noruego de recolección de basura

Se paga por volumen y fomenta el reciclaje
Sistema Noruego de recolección de basura

Publicado 07 noviembre 2018 el 07 de Noviembre de 2018

por

La recogida neumática de basura existe en muchas ciudades del mundo. Consiste en una especie de buzón en la calle o en los edificios, para depositarla y transportarla por tuberías a su destino por medio de vacío. El usuario solo ve un buzón donde introduce la basura, cierra la puerta y jala una palanca para dar sitio al siguiente usuario. Debajo de cada buzón hay un contenedor y el sistema automático lo vacía cada cierto tiempo. A pesar de utilizar varios buzones la basura se mantiene clasificada porque se recogen solo la del mismo tipo (orgánica, papel y cartón, envases, etc.).

Hay variantes sobre el tema, y su idoneidad depende del tipo de población. Con alta concentración de usuarios y volúmenes altos de residuos las ventajas favorecen a este sistema. En el ayuntamiento de Bergen, segunda urbe de Noruega, trabajan en la implantación de un sistema neumático de recogida y tratamiento de residuos en distintas zonas de la ciudad, con él se pretende incentivar el reciclaje a la vez que se libera espacio para los ciudadanos, se reducen emisiones contaminantes, el riesgo de enfermedades y se permite evitar incendios en las célebres casas de madera de Bryggen, el centro histórico de la ciudad, reconocido patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1979.

El elemento clave es la digitalización del sistema de recogida de basuras y la estrategia de innovación del municipio para desarrollarse como “smart city”. Cada buzón lleva incorporado un lector para tarjetas de proximidad que identifica en tiempo real al usuario y contabiliza las veces que utiliza el servicio y el volumen de residuos depositados. Esos datos son mandados en tiempo real al sistema de “big data” del Ayuntamiento para proceder después a una facturación individualizada. La satisfacción de los ciudadanos con el sistema y su digitalización es muy alta, tanto con la empresa que lo gestiona como con el propio sistema, lo que demuestra que funciona.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -