Zumby Pixel

Remiten diputados al Ejecutivo proyecto para Ley del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas

Su objetivo es garantizar el ejercicio e implementación de los derechos de comunidades originarias establecidos en la Constitución y en tratados internacionales

Publicado Hace 20 días el 28 de Noviembre de 2018

por

La Cámara de Diputados aprobó y remitió al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, minuta proyecto de decreto que expide la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, cuyo objetivo es garantizar el ejercicio e implementación de los derechos de comunidades originarias establecidos en la Constitución y en tratados internacionales.

Con 440 con votos a favor, cero en contra y 1 abstención, se avaló el ordenamiento que abroga la Ley de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, devuelto por el Senado con cambios a los artículos 12 y 16 para efectos de la Fracción E del artículo 72 Constitucional.

Diputados mejoran la propuesta de Ley del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas

Aprueban la ley que crea el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas

Su artículo 12 excluye como integrantes de la Junta de Gobierno del Instituto, a los titulares de las comisiones de Pueblos Indígenas y de Asuntos Indígenas de las Cámaras del Congreso de la Unión, quedando como invitados permanentes de ese órgano con derecho a voz pero sin voto.

El artículo 16 establece que el cargo de directora o director general del Instituto, también lo podrá ocupar una persona perteneciente a un pueblo o comunidad afromexicano.

En los posicionamientos, la diputada Irma Juan Carlos (Morena) afirmó que no habrá una cuarta transformación sin la participación de las comunidades y pueblos indígenas de México, por lo que el sistema jurídico mexicano debe responder a las necesidades actuales. “No podemos legislar para el pasado, hay que hacerlo para el futuro”.

Por el PAN, el diputado Marcelino Rivera Hernández indicó los serios problemas de marginación, pobreza y rechazo que padecen muchas comunidades y pueblos nativos, “no pueden ser invisibles y pasar inadvertidos en el ordenamiento que ahora estamos aprobando. Estamos a favor de un país incluyente, respetuoso de sus grupos étnicos y afromexicanos, y por legislar por el bien común de toda la población, sin distingo de razas”.

Eduardo Zarzosa Sánchez, diputado del PRI, consideró fundamental que ambas Cámaras del Congreso tengan representación en la Junta de Gobierno del Instituto, porque “somos quienes aprobamos el presupuesto”. Pidió al Presidente Electo, “que una vez que reciba en Palacio Nacional el Bastón de Mando, abrace como prioridad de su gobierno la atención, el respeto, el desarrollo y el progreso de los pueblos originarios”.

El diputado Javier Julián Castañeda Pomposo (PES) mencionó que en 2015 el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, informó que 1.2 del total de la población son afromexicanos, “con esta reforma se construye la nación pluricultural plasmada en la Carta Magna, la mayoría de los pueblos nativos están ubicados en el centro, sur y sureste mexicano”.

Margarita García García, diputada del PT, destacó que las mujeres indígenas son el eslabón más débil y vulnerado del país y las que más violencia sufren. Hizo votos para que la creación de este Instituto, sea el primer paso a una transversalización de las perspectivas de género indígena que permita amortiguar y evitar la desigualdad.

De MC, el diputado Juan Martín Espinoza Cárdenas lamentó el nivel de rechazo y discriminación que sufren los grupos étnicos.

“De forma errónea se considera a nuestros indígenas como los más humildes y son excluidos por ello. Una de nuestras responsabilidades, es luchar contra la discriminación de ellos. Debemos otorgarles el acceso a las mismas oportunidades de trabajo que están disponibles para la mayoría de las personas”.

El diputado Raymundo García Gutiérrez (PRD) expresó que es la oportunidad de eliminar la exclusión social de la que son parte estos pueblos y hacer valer su identidad colectiva y su espacio de participación. “Tenemos el reto de cambiar la visión y lograr que ser indígena no sea sinónimo de discriminación ni de exclusión, y permitir a los pueblos originarios ser parte de las decisiones que a ellos atañen”.

Rogelio Rayo Martínez, diputado del PVEM, se manifestó por reducir el rezago en que viven miles de comunidades indígenas de todo el país, y afirmó que el propósito principal del futuro Instituto, es encontrar soluciones auténticas a los principales problemas que enfrentan estos pueblos, como exclusión, discriminación y falta de oportunidades.

En la discusión, el diputado Ariel Rodríguez Vázquez (MC) sostuvo que estos pueblos y comunidades son parte de la genética cultural del país. “Necesitamos hacer las modificaciones para que su desarrollo sea completo y pleno. Debemos entender que son sujetos de derecho público”.

Delfino López Aparicio, diputado de Morena, se congratuló con la incorporación de la comunidad afromexicana para encabezar el Instituto y expresó que se debe acabar con la discriminación, “pues somos igual ante la ley”.

Por Morena, el diputado Alfredo Vázquez Vázquez pugnó para que estas comunidades tengan voz y voto en la Junta de Gobierno del Instituto. “No podríamos aspirar a un verdadero desarrollo de estos pueblos sin nuestra participación en la formación, ampliación y evaluación de los planes de desarrollo que nos afecten directamente”.

La diputada del PT, Hildelisa González Morales mencionó que estas comunidades han sido sometidas a un rezago histórico, pobreza, marginación, abusos, falta de respeto a su cosmovisión, a sus tradiciones, a la explotación y al despojo de tierras. Pidió que “todos los pueblos indígenas y afrodescendientes, recuperen su cultura. Lo que implica, que los reconozcamos como iguales y como sujetos de derecho”.

De Morena, la diputada Lucinda Sandoval Soberanes, afirmó: estas modificaciones dan respuesta a los reclamos de la sociedad, y aplaudió que un integrante de la comunidad afromexicana pueda encabezar el Instituto. “Nunca más un México sin indígenas”.

Frinné Azuara Yarzábal, diputada del PRI, mencionó que la diversidad cultura es una de las riquezas más importantes que el país posee; por ello, dijo, se debe tener un marco jurídico que permita su conservación y pleno desarrollo, ya que hay 68 comunidades con su propia lengua. “Hay que reducir las brechas de desigualdad”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -