Zumby Pixel

Muere soldado al que SEDENA le retiró servicio médico, perdió la batalla contra insuficiencia renal

Una hemodiálisis mal aplicada le provocó una infección en su brazo izquierdo que no se atendía por falta de dinero.

Publicado Hace 23 días el 22 de Noviembre de 2018

por

José de la Cruz Pérez tenía 33, hasta hace 11 meses era cabo del Ejército Mexicano, ingresó hace 14 años, pero causó baja por padecer insuficiencia renal crónica. La SEDENA decidió retirarle los servicios médicos, tuvo que atenderse por su cuenta, no como era debido, la falta de dinero desde diciembre del 2017 hizo que su salud se complicara. El pasado lunes 19 de noviembre perdió la batalla.

“También la tropa quiere lealtad”, expresó hace dos semanas a través de redes sociales, donde daba detalles de su salud y aseguraba que continuaba luchando. Se sometía a tres sesiones de hemodiálisis a la semana, un proceso para limpiar su sangre, y algunos medicamentos lo mantenían con vida.

Hace un mes el martirio que vivía José fue difundido en cadena nacional.

“La Sedena, al darnos nuestra baja sin derecho al servicio médico simplemente nos está condenando a la muerte”, afirmó José que no contaba con la atención médica especializada pues la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) le informó que su enfermedad no la adquirió en actos de servicio.

Aún quedan dos millones de veracruzanos sin seguro popular

Diabetes, mal silencioso que aumenta en niños y jóvenes veracruzanos

Yo de 24 horas pasaba 24 horas dentro de un cuartel, 13 años cinco meses no es posible que no haya sido en actos de servicio”, detalló José. A quien no le dijeron adiós sin retiro, es decir una pensión, ni el servicio médico para tratar su padecimiento.

La Sedena le ofreció un pago único de 124 mil 600 pesos que se negó a recibir, porque sostenía que son eso solo podría tratarse seis meses “El tratamiento es muy costoso, mil 600 cada sesión y son tres a la semana para poder vivir”, llegó a expresar Pérez López.

José vivía en una ranchería del municipio de Jalapa, en Tabasco, una comunidad ubicada a 43 kilómetros de Villahermosa,  a donde acudía los martes, jueves y sábados para recibir hemodiálisis a bajo costo gracias al Seguro Popular.

Una hemodiálisis mal aplicada le provocó una infección en su brazo izquierdo que no se atendía por falta de dinero.

Sus familiares lamentaron que después de servir por 13 años al país como militar no le hayan respetado sus derechos.

María, familiar de José de la Cruz, comentó que están decepcionados por la tristeza que él se llevó en su corazón al haber sido traicionado por la justicia militar porque fueron los causantes de negárseles los servicios médicos.

El de José no es el único caso. Jhovany Álvarez, tiene 28 años y vive en Irapuato Guanajuato. El 1 de octubre pasado le notificaron su baja definitiva del Ejército, también por padecer insuficiencia renal crónica y al igual que a José, le indicaron que se enfermó fuera de servicio y no tiene derecho a un haber de retiro ni al servicio médico.

La Sedena no explica cómo los médicos llegaron a determinar que dicha enfermedad no la adquirieron durante su estancia en el ejército.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

GB - GB -