Zumby Pixel

Meses sin intereses ¿Te convienen?

Si no cumples con una de las mensualidades, el banco o la tienda comercial te cobrará intereses.

Publicado Hace 28 días el 16 de Noviembre de 2018

por

La promoción a meses sin intereses funciona como su nombre lo indica —sin intereses—, cuando eres cumplido con los pagos. Si te retrasas irremediablemente acabarás pagándolos.

Promociones a 6, 12, 24 y hasta 48 meses sin intereses ¿tentador? Esta opción de compra tiene sus beneficios cuando se utiliza de manera adecuada, como la posibilidad de diferir un gasto que de contado no podrías cubrir en este momento. El problema está en los excesos y en el plazo al que comprometas tus ingresos futuros: si acabas pagando con tu tarjeta en esta tienda y en aquella, puedes perder las cuentas y terminar con tu balance financiero.

Quizá los pagos al momento de la compra se te hagan pequeños, pero la suma de pequeñas parcialidades puede dar como resultado una muy grande a la hora de pagar. Si derivado de esto, te atrasas en los pagos, acabarás pagando intereses y endeudándote a un plazo mayor que el del esquema original.

No adquieras problemas, mejor sigue estas siete recomendaciones que harán de tus compras a meses un verdadero beneficio.

  1. Razona tu compra: antes de adquirir un producto pregúntate si en realidad lo necesitas o sólo lo adquieres porque está en promoción. Muchas personas asisten a las ventas nocturnas sin ninguna idea clara de lo que comprarán, tú sé un consumidor inteligente que razona cada compra ¡tu bolsillo te lo agradecerá! Piensa que cada vez que realizas una compra a crédito estás comprometiendo tus ingresos futuros, pregúntate ¿valdrá la pena?
  2. ¿Puedes pagar?: cerciórate de que podrás cubrir las mensualidades sin riesgo de incumplir, para ello calcula tu capacidad de pago: a la suma de tus ingresos mensuales réstales tus gastos, así sabrás cuánto dinero tienes disponible. Considera tus gastos de manutención, un porcentaje de ahorro y otros adeudos que tengas en tu tarjeta de crédito u otros compromisos financieros como créditos hipotecarios, créditos automotrices, préstamos personales, etcétera.Divide el importe de la compra entre el número de pagos a los que te estás comprometiendo y proyéctalo en tu presupuesto. Si ya has comprado un par de artículos bajo este esquema, antes de adquirir uno nuevo, toma en cuenta que el cargo de lo que compres se sumará al de otros productos que hayas adquirido.
  3. Compara precios: es importante comparar, pues seguramente encontrarás precios distintos en cada establecimiento: eso te permitirá aprovechar las diferencias y conocer si realmente pagarías el mismo precio a meses que si lo compraras de contado.
  4. Compra bienes duraderos, cuyos beneficios o vida útil se prolonguen más allá de tu deuda, por ejemplo electrodomésticos y computadoras. No es recomendable que utilices este esquema para compras menores, compras que se van a repetir el siguiente mes como la despensa o productos que pierden su valor en el corto plazo como ropa, zapatos, juguetes o regalos, pues lo más probable es que a los 12 meses, por ejemplo, que termines de pagar esa deuda, el producto ya no sirva o no esté en condiciones óptimas. En el caso de los regalos puede ser muy desagradable estar pagando por un año un artículo que no estás disfrutando.
  5. Paga a tiempo: si no cumples con una de las mensualidades, el banco o la tienda comercial te cobrará intereses. Por eso es importante no excederse en este tipo de compras: lo recomendable es tener máximo dos artículos bajo este esquema cuyo monto total no exceda tu capacidad de pago, pues de lo contrario, el pago requerido para no generar intereses, puede resultar difícil de pagar.
  6. Verifica que te hagan válida la promoción: al momento de firmar el voucher cerciórate de que la cantidad que aparece es la correcta y que coincide con la copia que te entrega el comercio, además debe especificar que la compra fue a meses sin intereses, pues si firmas el voucher sin que éste lo diga, después no podrás reclamar. Guarda los vouchers y tickets de compra pues éstos servirán como comprobantes en caso de detectar alguna anomalía en tu estado de cuenta. Los cajeros o vendedores por ningún motivo deben anotar tu dirección o número telefónico.
  7. Liquida tu adeudo: puedes liquidar el monto restante de la promoción antes del plazo establecido. En algunos bancos tienes que avisar que deseas liquidar tu adeudo, directamente en sucursal o por teléfono, de lo contrario cualquier pago que realices a tu tarjeta se tomará como saldo a favor y te seguirán cobrando la mensualidad sobre promociones.

Recuerda que la tarjeta de crédito es revolvente: si saturas tu tarjeta con compras bajo este esquema, sólo podrás hacer uso del crédito conforme lo vayas pagando.

Considera el ahorro una opción para comprar lo que te propones. Pagar de contado tiene ventajas: no comprometes tus ingresos futuros y algunos establecimientos te ofrecen promociones o descuentos por pagar de esta manera.

No te equivoques. Es diferente la promoción a meses sin intereses que el crédito a pagos fijos, en este último si pagas intereses. Si estás decidido a comprar un producto y tienes la oportunidad de adquirirlo a meses sin intereses, privilegia esta opción sobre la de pagos fijos.

¿Cuánto debes pagar?

En tu estado de cuenta vendrán por separado el desglose de los cargos normales y los de meses sin intereses. La clasificación que aparecerá en tu estado de cuenta varía dependiendo del banco o tienda departamental: “cuenta normal y promociones”, “cuenta revolvente y pagos diferidos”, “planes sin intereses y planes con intereses”, etcétera.

Deberás pagar el total del cargo marcado en la cuenta de promociones. Respecto a la cuenta normal, la recomendación es pagar el total de los cargos generados en el periodo de facturación. Sumados ambos conceptos componen lo que tu estado de cuenta señala como pago para no generar intereses. Si no te es posible abonar esta cantidad, cuando menos abona el doble del mínimo señalado más la mensualidad que te corresponde pagar por los meses sin intereses. Aunque toma en cuenta que si no cubres la deuda total de tu cuenta normal, el banco te cobrará intereses por los cargos no liquidados.

 

Conforme pagas tu compra a mensualidades, el banco te informa en el estado de cuenta el detalle de la compra (el monto original y cuánto debes al momento) así como el número de mensualidad que te está cobrando.

Via: Condusef.gob.mx

US - US -