Zumby Pixel

Justos

El poeta indígena náhuatl Juan Hernández Ramírez recibirá la Medalla “Adolfo Ruiz Cortines”, que cada año otorga el Gobierno de Veracruz al ciudadano más destacado por sus virtudes.
Foto: Redes

Publicado Hace 18 días el 30 de Noviembre de 2018

por

En un acuerdo de estricta justicia, comparable solo con la divina, el poeta indígena náhuatl Juan Hernández Ramírez recibirá la Medalla “Adolfo Ruiz Cortines”, que cada año otorga el Gobierno de Veracruz al ciudadano más destacado por sus virtudes, dones, altruismo, contribución al engrandecimiento social, cuya labor enaltece el nombre de nuestra entidad; la presea será entregada en sesión solemne de la Cámara Local el próximo lunes 3, fecha de aniversario luctuoso del veracruzano ilustre que fuera Presidente de la República, don Adolfo Ruiz Cortines, en cuyo honor se concede el galardón.

Merecen reconocimiento por tan loable decisión los 43 diputados al Congreso del Estado que aprobaron la admirable propuesta, por supuesto con énfasis al Presidente de la Mesa Directiva José Manuel Pozos Castro, el titular de la Junta de Coordinación Política Juan Javier Gómez Cazarín, el Coordinador del Grupo Legislativo Del Lado Correcto de la Historia, Gonzalo Guízar Valladares, autores de la proposición.

Nada se compara en el momento actual de Veracruz, con la obra cultural de este modesto profesor jubilado que ha escrito libros de poesías en varios idiomas, obviamente además del suyo, con presentaciones en el Palacio Nacional de Bellas Artes, la UNAM, varias entidades federativas, la famosísima Universidad de la Sorbona, en París, en Colombia, vigoroso sustento para que los legisladores jarochos le valoren el mérito que realmente le corresponde. Oriundo de Colatlán, municipio de Benito Juárez, en la Sierra de Chicontepec, puerta de ascenso al girón marginado conocido Alta Huasteca, región norveracruzana, Juan Hernández vive actualmente con su familia en un modesto cuarto de la Unidad Habitacional Xalapa 2000, en la capital del estado. ¡Felicidades!.

SE TERMINÓ
Hoy concluye funciones la mini administración bianual del panista con corazón priista Miguel Ángel Yunes Linares, cumplió su sueño de ser Gobernador, aunque frustró el de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez. Para el 2024 adivina que habrá otro con la altura de Veracruz, claro que si, con la seguridad de que será de una corriente nueva, limpia, distinta totalmente de las contemporáneas, sin emisarios del pasado.

PUNTILLOSA
Tres horas estuvo ayer Yunes Linares en el pleno de la LXV Legislatura local, hablando de su gestión. En nombre del Grupo Legislativo de Morena, la valerosa doctora cuenqueña de Tierra Blanca, representante del Distrito XXIII de Cosamaloapan, Margarita Corro Mendoza lo confrontó expresando: “Todo poder excesivo, dura poco…el abuso de autoridad e impacto negativo de su gestión al frente del gobierno del estado, lo sumió en una terrible crisis, pese a las riquezas naturales e históricas de Veracruz”.
Corro lamentó que los veracruzanos hayan sido víctimas de un gobierno indiferente, indolente e insensible, falto de compromiso real con los ciudadanos, que transitó bajo la opacidad, improvisación, carente de compromiso, sin humildad ante la crítica. Omisiones, acciones erradas que generaron pobreza, desempleo, fuga de inversiones e inseguridad. Y agregó: “El repudio social a causa de su falta de oficio y resultados no se lo perdonará nunca el pueblo veracruzano” por eso votaron en contra, afirmó.

CENTRADO
Por su parte, al dar su posicionamiento, el Presidente de la Mesa Directiva, José Manuel Pozos Castro, expresó que en estos dos años se le quedó a deber a los veracruzanos. Reconoció que la administración de Miguel Ángel Yunes fue breve; sin embargo, le reclamó haber desaprovechado la posibilidad de colocar las bases del anhelado cambio.
Señaló que “hoy Veracruz exige tiempos de transparencia, vida plural, democrática, ese, ese el compromiso de la presente Legislatura, vienen tiempos de renovación, seguiremos siendo el escenario del debate democrático, fortalecido por todas las fuerzas políticas en un diálogo plural, constructivo y abierto” concluyó.

QUERIDO
Jorge Winckler Ortiz es para el gobernador Miguel Ángel Yunes lo que en su momento fue Arturo Bermúdez Zurita para Javier Duarte de Ochoa, que metía las manos al fuego por él. Lo anterior quedó demostrado ayer durante la comparecencia del aún Ejecutivo Estatal, cuando lo defendió nuevamente ante los reclamos por la desatención hacia los desaparecidos.
[email protected]
Facebook Loshunos Atila
Twitter @loshunos

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -