Zumby Pixel

Republicanos retienen senado; demócratas la Cámara Baja

Las proyecciones indican que los republicanos se hicieron con al menos dos escaños que hasta ahora estaban en manos demócratas.
Histórica participación en elecciones legislativas en EEUU

Publicado 07 noviembre 2018 el 07 de Noviembre de 2018

por

El Partido Republicano de Estados Unidos logró mantener este martes la mayoría del Senado en las elecciones de mitad de mandato de 2018, según proyecciones de múltiples medios de comunicación estadounidenses.

A falta de que cierren los colegios electorales en la costa oeste del país, las proyecciones indican que los republicanos se hicieron con al menos dos escaños que hasta ahora estaban en manos demócratas, lo que indica que podrían aumentar la mayoría de 51-49 que venían ostentando hasta ahora.

Aunque aún no se puede confirmar el número de escaños de ventaja con los que contarán los republicanos a partir del próximo enero, cuando tome posesión el nuevo Congreso, las proyecciones de resultados confirman las encuestas de los últimos meses, que apuntaban a una mayoría conservadora en la Cámara Alta.

La primera gran victoria de la noche para los republicanos en el Senado fue la de Mike Braun, que se hizo con el asiento del Senado por Indiana, hasta ahora en manos del demócrata Joe Donnelly.

Cierran primeros colegios electorales en ciudades de EU

Hillary Clinton hace un llamado a detener el radicalismo, la intolerancia y la corrupción

Por su parte los demócratas tendrían el control de la Cámara de Representantes, proyectaron las cadenas Fox News y NBC News, dándoles la oportunidad de bloquear la agenda del mandatario y abrir su administración a un intenso escrutinio.
Según los últimos resultados, los demócratas han ganado un neto de 14 de los 23 escaños republicanos que necesitaban para asegurar una mayoría en la Cámara de Representantes.

Con una mayoría en la Cámara baja, los demócratas tendrán el poder para investigar las declaraciones de impuestos de Trump y posibles conflictos de interés, además de desafiar sus acercamientos con Arabia Saudita, Rusia y Corea del Norte.
También podrían obligar a Trump a reducir sus ambiciones legislativas, posiblemente condenando sus promesas de financiamiento de un muro en la frontera con México, aprobar un segundo gran paquete de recorte de impuestos o llevar adelante sus políticas comerciales de línea dura.

Una mayoría simple sería suficiente para impugnar a Trump si hubiera acusaciones de que obstruyó a la justicia o que su campaña en 2016 se coludió con Rusia. Pero el Congreso no podría destituirlo sin una mayoría de dos tercios en el Senado, controlado por los republicanos.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -