Zumby Pixel

Industria verde, en busca del cambio

El aprovechamiento de los recursos naturales y el fortalecimiento de energías renovables, son tendencias de las industrias verdes que actúan en favor del medio ambiente.
Las inversiones previstas en 15 sectores de las industrias verdes en los países en desarrollo superarán los 6,4 billones de dólares.

Publicado 07 noviembre 2018 el 07 de Noviembre de 2018

por

El hombre desde sus inicios, ha buscado satisfacer sus necesidades utilizando los conocimientos y experiencias que la interacción con el entorno le brinda. A  esta actividad, que tiene como finalidad transformar materias primas en productos funcionales, se le conoce como industria.

En sus años de desarrollo, las industrias eran pequeñas fábricas que producían una mínima cantidad de gases contaminantes para la atmósfera; no es hasta finales del siglo XVIII que el proceso de transformación de la naturaleza da un giro radical, a este periodo se le llamó revolución industrial.

Este fue el momento en el cual el hombre entró en contacto con un nuevo modelo de producción y consumo, resultado de los avances agrícolas, económicos y tecnológicos de la época.

A pesar de que esta actividad productiva ha sido considerada uno de los principales motores de la economía mundial, su mal uso y sobreexplotación, han traído consecuencias catastróficas para el medioambiente.

Cualquier forma de contaminación que tenga origen de prácticas industriales -como el uso de tecnologías desactualizadas y el deshecho de sustancias o gases nocivos en los mares y espacios abiertos- es considerada contaminación industrial. Esta, a su vez, contribuye a que la contaminación del agua, de suelo y del aire incremente y provoque más daños al entorno.

Algunos de los efectos de esta cadena de contaminación son:

  • Destrucción de los ecosistemas marinos
  • Erosión del suelo
  • Extinción de la vida silvestre
  • Aumento de las enfermedades respiratorias
  • El calentamiento global

Este último se da por la expulsión de gases del efecto invernadero emitidos por las industrias a la atmósfera, lo que provoca el aumento de la temperatura de la tierra, alcanzando más de 1,5 grados centígrados en el 2018.

Según el Banco Mundial, los países en desarrollo y con un alto índice de pobreza, son aquellos en los que fenómenos como el cambio climático provocarán más afectaciones. Debido a esto, aumenta el interés de los gobiernos y sociedad en general, por emprender y apoyar proyectos que además de ser funcionales y satisfacer alguna necesidad del hombre y su entorno, sean amigables con el planeta.

Si las emisiones de Co2 continúan a su ritmo actual, la temperatura de la tierra superará los 1,6 grados centígrados en el 2040.

Un nuevo concepto de Industria                              

Como resultado de la demanda no solo del hombre, si no del entorno, la industria se ha dado cuenta de la responsabilidad que tiene para idear nuevas técnicas de producción que preserven los recursos naturales que el planeta ofrece, es en esta búsqueda de respuestas donde surge el término de Industrias verdes.

El cambio acelerado de las tecnologías e ideología de la sociedad han dado paso a la innovación, y este concepto hace referencia a los servicios y tecnologías alternativas que buscan contribuir a la reducción de los impactos ambientales negativos.

Otra de las ventajas de las industrias verdes, es el papel que desempeñan como fuente de empleo, y debido a que este es un sector que aún se encuentran en crecimiento, los empleos que genera son bien remunerados.

Cabe recalcar, que cada tipo de industria (siderúrgica, metalúrgica, cementera, petroquímica, entre otras.) se adapta a los estándares y políticas establecidos por las instituciones gubernamentales correspondientes, las cuales responden a la situación del territorio en el que se establecen.

Según cifras del Departamento de Empresas, Innovación y Habilidades de Reino Unido (UK BIS), Europa muestra un 3.9%  en ventas de tecnologías verdes, seguido de Asia y América con un 3.7% y 3.6%, respectivamente; esto habla de la aceptación por parte de las industrias por traer a la mesa ideas innovadoras.

Gran parte del bienestar de la sociedad está directamente relacionado al consumo energético, es por ello que aquellas industrias deben tomar conciencia del rumbo en el que se dirige el planeta y las consecuencias catastróficas que podrían ocurrir si no se actúa de manera inmediata.

Las energías eólica y solar tendrían que aumentar en un 60% para que la temperatura se mantenga por debajo de la cifra actual (1,5).

México, un país sustentable

Actualmente, la sociedad mexicana está consciente de lo que representa sumarse al cambio, no importa si los esfuerzos son pequeños o grandes, todo contribuye a que México se convierta en un país sustentable, respetando el entorno. Tanto así, que instituciones públicas y privadas promueven una mayor eficiencia en el uso de los bienes y la transformación de los recursos a través de la participación en concursos y programas que buscan darle voz a esta causa.

Tal es el caso de “Cleantech Challenge México”, un concurso en el que participan  proyectos verdes que promueven la innovación en tecnología, medio ambiente y negocios en México. En el año 2012, por ejemplo, la competición dio como resultado el registro de más de 25 patentes mexicanas, la consolidación de 60 empresas y por si fuera poco, la creación de 900 empleos.

Así mismo, organizaciones civiles se han dado a la tarea de promover este  desarrollo por medio de propuestas verdes –que divididas por tema de acción- se enumeran en el documento: “México rumbo a la sustentabilidad”.

Dentro de las problemáticas que se buscan combatir por medio de estas propuestas están: el cambio climático, la protección de la flora y fauna, así como la educación ambiental de la sociedad como una herramienta para el cambio.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -