Zumby Pixel

Pez Diablo invade aguas del Río Papaloapan en Tlacotalpan

Alertan que su presencia causará un desastre ecológico.

Publicado Hace 13 días el 28 de Noviembre de 2018

por

Desde el primer trimestre del año se empezó a informar de la captura del hypostomus plecostomus, comúnmente llamado “Pez diablo” o Pleco en la ribera del Río Papaloapan a la altura del municipio de Tlacotalpan, donde pescadores realizaron un llamado a las autoridades correspondientes para tomar las medidas pertinentes ante la presencia de esta especie.

Sin embargo, las autoridades de dependencias de gobierno como la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) o la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la misma Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (SEDARPA) del Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la llave, hicieron caso omiso al llamado de atención de los cientos de pescadores.

El pescador Lorenzo Hernández Azcanio, dio a conocer que la invasión de esta especie ha superado en pocos meses la cantidad de ejemplares de productos como la mojarra, chucumite, sábalo, róbalo, camarón y otras especies que se comercializan para la subsistencia de las familias que mayormente dependen de esta actividad del sector primario y no del sector terciario como el Turismo, ya que hace falta una buena definición del concepto en la ciudad que es Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Empresa de abarrotes culpable de incendio se niega a pagar los daños

Transportistas de carga bloquean el recién inaugurado puente de las Amapolas

El pescador tlacotalpeño señaló que en su actividad cotidiana de pesca ha llegado a capturar más de 30 ejemplares del llamado Pez Diablo, el cual tiene un aspecto singular y peligroso al tener varias espinas de protección ante depredadores. Al ser una especie invasiva y depredadora que pone en peligro la reproducción de ejemplares comestibles y cotizados por la ciudadanía, aminorando las ganancias obtenidas por esta actividad.

“Aunque digan que el Pez Diablo se come y sabe rico, nadie lo va comer por su aspecto, no es apetecible y no se va vender” aseguró el pescador. Añadió que las autoridades deben intervenir en su erradicación y evitar que se siga proliferando en las aguas del Río Papaloapan que pueden sucumbir ante la extensión de este animal acuático.

Los pérdidas ocasionadas por el llamado Pez Diablo son detonantes para la extinción de especies, lo que causaría un desastre ecológico que impactaría a cientos de familias de la Cuenca del Papaloapan de seguir proliferándose en estas aguas y avanzar su expansión en ríos como San Juan, Tesechoacan, Valle Nacional de la Cuenca Baja y alta del afluente también llamado Río de las Mariposas.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -