Zumby Pixel

Cómo elegir el árbol de Navidad perfecto

Descubre cómo escoger el mejor árbol para las fiestas.

Publicado Hace 27 días el 16 de Noviembre de 2018

por

Por: Rosalía Uribe

Entre las decoraciones de Navidad uno de los elementos más significativos es el árbol de Navidad. El origen de esta tradición se remonta a los ritos paganos de distintas culturas que solían decorar árboles. Debido a que la religión cristiana no pudo eliminar estas costumbres, decidió integrarlas dentro de sus tradiciones para hacer más fácil la conversión.

Algunos sitúan el primer árbol de Navidad alrededor del siglo VIII, cuando el misionero Bonifacio taló un árbol consagrado a Thor (probablemente representando Yggdrasil, árbol de la vida o del universo) y en su lugar plantó un abeto, en representación de Jesucristo. Hoy en día, el árbol es uno de los elementos más importantes de estas fechas y son muchas las familias las que deciden colocar uno como parte de su decoración. Para escoger el árbol de Navidad indicado para tu casa solo hace falta tomar en cuenta los siguientes puntos.

¿Natural o artificial?

El dilema más importante al que nos enfrentamos al escoger un árbol de Navidad. La respuesta depende de tus intereses. Por un lado los árboles artificiales son más limpios, ya que no ensucian las casas cuando comienzan a caer sus ramas. Otro aspecto de sus atractivos es que estos puede venir en muchas presentaciones diferentes que un árbol natural no puede ofrecer. Algunos son de colores verdes, rojos o blancos, mientras que otros ya vienen con decoración y luces incorporadas. Además, al ser artificiales no necesitan de ningún tipo de cuidado.

Por otro lado, un árbol natural tiene la característica de ser ecológico y sostenible. Es lógico que al pensar en el impacto ambiental un árbol artificial parezca la respuesta indicada pues, contrario al natural, se trata de un elemento que puedes reutilizar las siguientes Navidades.

Sin embargo, tendrías que reutilizarlo al menos unas 10 veces, para que su impacto ambiental estuviera a la par del árbol natural reciclado. Esto debido a que un árbol natural reciclado produce alrededor de 3,5 kg de COmientras que uno artificial deja una huella de 40 kg de CO. Además, los árboles naturales producen el aroma a pino que tantos aman de estas fechas.

¿Escuchar mucha música navideña tiene efectos negativos?

7 películas para prepararte para Navidad

Altura

Luego de escoger el tipo de árbol, otra decisión importante es el tamaño del árbol. Para escoger el árbol indicado, debes tener en cuenta la altura del lugar donde lo vas a colocar.

Si la habitación donde lo vas a colocar tiene aproximadamente 2 metros de altura, lo correcto es escoger un pino que tenga una altura de entre 1,50 y 1,70. Por otro lado, si la altura del lugar es mayor a 2 metros puedes escoger uno de un tamaño más considerable. Lo importante es que siempre exista una altura de un mínimo de 20-30 cm entre la punta del árbol y el techo.

Espacio

También debes tener en cuenta el sitio donde lo vas a colocar. Este punto va un poco acompañado del otro, en cuanto al aspecto de la altura del lugar, pero también se trata de visualizando cómo se verá el árbol en el sitio donde tenemos planeado colocarlo. Debes tener en cuenta que el árbol no interfiera con el resto de la decoración o con el espacio para el paso de los invitados.

En el caso de un árbol artificial, debes tener en cuenta que este debe estar colocado cerca de un enchufe, de modo que puedas conectar las luces (o el propio árbol, en caso de que ese tenga fibra óptica) sin que sean evidentes los cables. Si optaste por un árbol natural, debes cuidar que tenga acceso a ventilación y luz natural.

Estilo

Por supuesto, esta parte depende en gran medida de si escogiste un árbol natural o uno artificial puesto que las opciones varían de acuerdo a tu decisión. Respecto a los árboles naturales, la variedad está limitada básicamente a la especie (siendo las más populares el pino, el abeto y el cedro), el tamaño y la frondosidad del árbol en cuestión.

En cuanto a los árboles artificiales, existe una amplia variedad para escoger en tamaños, colores y otros aspectos. Los hay en el típico color verde hasta colores fantasía como blanco, rojo, azul, morado y demás, algunos de ellos con fibra óptica que permiten que las ramas se iluminen. También hay aquellos que simulan nieve sobre las puntas del pino, y sus tamaños pueden ser desde uno que puedas colocar en tu escritorio hasta uno para la sala de tu casa. Solo queda escoger el que más se acomoda a tus gustos y necesidades.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de IDEAL

- US -