Crece invasión de casas abandonadas en fraccionamientos

En las últimas semanas se ha hablado sobre los terrenos que han sido invadidos por personas de escasos recursos que desean apropiarse de un inmueble, pero también en los fraccionamientos asentados existen los invasores que se acomodan de casas otorgadas por Infonavit a los verdaderos propietarios, las cuales en muchas ocasiones han servido como cuna para malvivientes.

Durante un recorrido por la zona norte en los fraccionamientos La Herradura así como Colinas de Santa Fe, se pudo constatar la queja de varios vecinos que viven atemorizados por las casas que han sido invadidas por delincuentes mientras que otras familias que han llegado para quedarse sin ser los propietarios. Tal es el caso de un habitante de la zona centro de la ciudad, quien reservó sus datos y mencionó que desde hace más de seis años fue despojado “a la mala”, de una vivienda de la cual adquirió hace ya más de 10 años en el fraccionamiento Jardines de Santa Fe.

El motivo por el cual lo orilló a no cambiarse de residencia de inmediato y ocupar la vivienda que le habían otorgado es porque sus hijas estudiaban fuera de la ciudad, además de que en un inicio las casas no contaban con servicios y estaban retiradas pero trataban de visitar de vez en cuando. En una ocasión acudió a visitar su domicilio pero para su sorpresa ya estaba habitada por desconocidos quienes después de seis años se han negado a desalojarla, aun mostrando los documentos como propietarios. Así como este caso en Colinas de Santa Fe, se han denunciado las invasiones de personas que no son propietarios y se han adueñado de los inmuebles que hasta el día de hoy algunos continúan en la lucha por defender lo suyo mediante la vía legal, donde además se las siguen descontando al no poder terminarla de pagar.

Infonavit a punto de alcanzar meta de colocación 2018

Infonavit lanza programa de devolución digital de saldos de subcuentas de vivienda

En anteriores ocasiones se han hecho reuniones y representantes del fraccionamiento han hecho el llamado a los dueños de las casas que se acerquen para reclamar lo suyo ya que esto genera una problemática para quienes si desean vivir en ese lugar, al tener vecinos conflictivos que llegan y no saben en realidad de dónde llegaron.

LA HERRADURA EN EL OLVIDO

Un caso que debería llamar a las dependencias encargadas de proveer las viviendas a los trabajadores es precisamente para quienes no desean habitarlas o brindar facilidades a quienes si desean o tienen la necesidad de vivir sin importar la distancia. En la Unidad Habitacional La Herradura, por lo menos 150 casas, están en completo abandono, y solamente sirven para ser cuna de malvivientes donde acuden a guardar cosas robadas, a drogarse o incluso a refugiarse, comentaron algunos vecinos.

Se puede observar que las casas están envueltas entre la maleza, y con falta de energía eléctrica, no hay calles o andadores que no tengan una casa abandonada. Además acusan el pésimo estado de las calles por donde supuestamente intentaban hacer un tragatormentas y ellos lo denominan “tragabasura”, ya que en los días que ha llovido se ha convertido en una laguna al taparse por no tener las coladeras y el gobierno municipal sin poder hacer algo al respecto. A como han podido, las personas han tenido que soportar el criadero de roedores y víboras que pasan de los terrenos baldíos a las parcelas que solamente dividen una calle por donde circulan a diario los camiones de pasaje, sin duda otra de las colonias olvidadas y en las que existe la necesidad de mantener mayor vigilancia o en su caso dejar de resguardar delincuentes.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.