Zumby Pixel

¿Por qué nos disfrazamos en Halloween?

¿De qué vas a ir disfrazado a tu fiesta?

Publicado 22 octubre 2018 el 22 de Octubre de 2018

por

Por: Rosalía Uribe

Una de las tradiciones más conocidas de Halloween es la de disfrazarse. Durante la noche del 31 de octubre, los niños se visten de algún personaje y salen a pedir dulces en la noche. Los jóvenes y adultos también participan de la tradición, organizando fiestas de disfraces.

La temática de los disfraces, por supuesto, no es exclusiva del Halloween. Sin embargo, el disfrazarse se ha convertido en uno de los elementos distintivos de esta festividad. Al acercarse la fecha, Internet se llena con las propuestas más creativas y originales para el disfraz perfecto para cada persona. Pero ¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición y cual es su propósito en estas fechas?

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, la tradición de disfrazarse, al igual que el propio Halloween, no tiene su origen en los Estados Unidos. En cambio, los orígenes de ambas se remonta hasta la cultura celta. A finales de octubre, los celtas llevaban a cabo una celebración conocida como Samhain donde, según sus creencias, los espíritus podían regresar al mundo de los vivos.

¿Conoces el verdadero origen del Halloween?

Fantasmas se manifiestan en foto tomada en museo de Londres

Dado que no todos los espíritus eran buenos, ellos temían que algún espíritu maligno fuera a hacerles daño. Muchas personas permanecían en sus casas esa noche, por miedo a encontrarse con uno de estos espíritus, pero no todos podían permanecer en sus casas. Para evitar a estos espíritus malignos, estas personas se vestían con máscaras y capuchas que les daban un aspecto fantasmal. De esta forma los espíritus los confundirían y pensarían que eran de los suyos, dejándolos en paz.

Con el paso de los inmigrantes irlandeses a los Estados Unidos, se comenzaron a integrar varias tradiciones. Entre ellas estuvo la de los disfraces. Se añadió la idea de que las personas fueran de casa en casa pidiendo dulces, dando como resultado lo que conocemos como “truco o trato”.

Por supuesto, los disfraces han ido cambiando mucho de lo que era su idea original. Si bien aún es común ver a muchos vistiendo como espectros y monstruos, las opciones no terminan ahí. Los gustos han ido cambiando y muchos prefieren vestirse de personajes de la cultura pop que aprecian. Tanto niños como adultos se visten de su superhéroe favorito, su princesa favorita o cualquier personaje que les guste. Algunos se organizan en parejas o grupos para usar disfraces que tengan la misma temática, y otros prefieren hacerlo individualmente. Sin importar la elección, el hecho es que disfrazarse es una de las partes más divertidas de la festividad al permitir a las personas dejar volar su creatividad y disfrutar el momento.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de

- US -