Zumby Pixel

Las versiones reales de los cuentos que Disney te contó

Son mucho más oscuras ¿Te las sabías?

Publicado 08 octubre 2018 el 08 de Octubre de 2018

por

Por: Rosalía Uribe

Cuando Walt Disney empezó a crear su mágico mundo, gran parte de su inspiración provino del arte y la literatura de Europa. Pronto decidió contar estas historias a través de la magia de la animación. Dichas películas se han convertido hoy en clásicos, llegando a ser incluso más conocidas que sus versiones en papel. Tan solo la franquicia de las Princesas Disney es una de las más conocidas y que más interés generan entre el público.

Sin embargo, las historias que nos ha presentado de Disney cuentan con una inocencia que no podría estar más alejada del material de origen. En los cuentos originales no hay musicales, ni canciones de amor y en muchas ocasiones tampoco existen los finales felices. En cambio, las historias en las que se basaron nuestras películas de la infancia están acompañadas de muerte, entre otros aspectos sádicos y perturbadores.

Blancanieves y los siete enanos

El primer clásico de Disney, la historia que comenzaría una tradición de largometrajes animados inspirados en los cuentos clásicos de Europa. Si hablamos de cambios notorios, la película creada por el estudio no dista demasiado de la versión escrita por los Hermanos Grimm, reconocidos por sus colecciones de cuentos. Al igual que esta, la historia trata sobre una reina malvada que está celosa de la belleza de una joven, por lo cual decide matarla para permanecer como la más hermosa del reino.

Sin embargo, sí existen ciertas diferencias entre ambas versiones. La primera es que cuando la madrastra le pide al cazador que mate a Blancanieves no le pide su corazón como prueba, sino el hígado y los pulmones de la joven. Al igual que en la versión de Disney, el cazador le entrega los órganos de un jabalí.

Cuando la reina se da cuenta del engaño y procede a intentar matar a Blancanieves ella misma, para entonces la joven se encuentra viviendo en casa de los enanos. Para los intentos de asesinato la reina utilizó un cepillo, un corpiño y, finalmente, la manzana envenenada. Una vez muerta aparece el príncipe, quien se enamora de la joven y le pide a los enanos quedarse con el cadáver para admirarla por el resto de su vida. Al mover el ataúd, sale el trozo de manzana atascado en la garganta de Blancanieves y vuelve a la vida milagrosamente.

Pero el final feliz no termina ahí, mientras la película finaliza con el príncipe y Blancanieves viajando juntos hacia el castillo, el cuento original tiene un final un tanto diferente. Al igual que en la película, una vez despierta la princesa, ella y el príncipe deciden casarse. Se realiza la boda y entre los invitados resulta estar la reina, quien es obligada a bailar calzando unos zapatos de hierro al rojo vivo hasta que cae muerta.

La Cenicienta

Algo que cabe mencionar es que muchos de los cuentos en los que Disney se basó no poseen solo una versión. Muchos provienen de la tradición oral, de la misma forma que tantas leyendas que rodean nuestro país, y que con el paso del tiempo comenzaron a ser recopiladas y escritas por varios autores. Es por ello que no es de extrañar que varias de estas tengan versiones distintas. Un ejemplo de ello es La Cenicienta, que cuenta con tres versiones ampliamente conocidas. La primera es la de Giambattista Basile, luego tenemos la de Charles Perrault y finalmente la de los Hermanos Grimm.

La versión de Charles Perrault probablemente sea la que Disney tomó como referencia para su película, puesto que presenta una historia más dulce e inocente. En cambio, como es típico de ellos, los Hermanos Grimm presentan una historia con detalles más sádicos. La historia comienza igual de las demás, con una joven que vive con su madrastra y sus dos hermanastras, quienes la tienen como una sirviente y la tratan de forma horrible. A diferencia de la película de Disney, y de las otras versiones del cuento, en la historia de los Hermanos Grimm no hay hada madrina. En cambio, el vestido y unos zapatos dorados (no zapatillas de cristal) son otorgados a Cenicienta por un pájaro que se posaba en un árbol que tenían el jardín, que crecía sobre la tumba de la madre de Cenicienta.

La historia transcurre igual que en el filme, ella va al baile y pierde su zapato. El príncipe lo encuentra y va con la familia de ella para que las doncellas de la casa se lo prueben. Como no les queda el zapato, una de las hermanas decide cortarse los dedos y la otra el talón, pero unos pájaros advierten al príncipe del engaño. Finalmente es el turno de la Cenicienta, el zapato calza y se acuerda la boda. Al final las hermanas, quienes asisten a la boda, son picoteadas en los ojos por los pájaros, quedando ciegas.

¡Te damos un tour embrujado por Veracruz!

Testimonios de apariciones y leyendas más terroríficas de Veracruz

La Bella Durmiente

La primera versión de este cuento es la de Giambattista Basile, que nos presenta un relato bastante perturbador. La historia titulada como Sol, Luna y Talía, nos presenta a una joven de nombre Talía cuya muerte ha sido profetizada como consecuencia de clavarse una espina de lino. Se prohíbe el lino en el reino, sin embargo la joven termina clavándose un pedazo debajo de las uña del dedo y muere. El padre deja el cuerpo sin vida de la joven en el castillo.

Aparece en la historia un rey que encuentra el castillo. Al entrar y ver el cadáver de la hermosa joven, decide tener relaciones con ella, procediendo a violarla. Aunque está aparentemente muerta, Talía queda embarazada y da a luz a dos bebés, los pequeños Sol y Luna, quienes terminan despertándola de su sueño sobrenatural al chuparle el dedo y extraer la astilla que tenía atorada.

Poco después resulta que el rey estaba casada y la reina se entera del encuentro de este con la joven. Manda a traerla a ella y a los niños, solo para intentar cocinarlos y quemar a Talía. El rey la descubre y la detiene, ordenando que sea a la reina a quien quemen, y se queda con la joven.

La sirenita

En la historia del autor Hans Christian Andersen, la protagonista se enfrenta a mucho sufrimiento. El trato que hace con la bruja no solo la deja sin voz, sino que además la hace sentir el filo de navajas afiladas a cada paso que da. La sirenita soporta esto por la oportunidad de estar con su príncipe. Pero todo se complica cuando el príncipe se encuentra con una joven y, creyendo que fue esta quien lo salvó de ahogarse, decide casarse con ella.

La noche de la boda aparecen las hermanas de la sirenita. Dado que el trato era que si la sirenita no lograba enamorar al príncipe entonces ella moriría, sus hermanas han entregado su cabello a la bruja del mar a cambio de un puñal con el que ella debe matar al príncipe antes de que amanezca para vivir.

En un final que dista mucho de la versión de Disney, la sirena se arroja a las olas, incapaz de matar a su amor, para convertirse en espuma de mar. En un final esperanzador, al morir la sirenita pasa a convertirse en un espíritu del aire, teniendo la oportunidad de ganar su propia alma inmortal después de haber pasado trescientos años realizando buenas acciones para los humanos.

Rapunzel

La película Enredados es una de las que más difieren respecto al material original. Básicamente los únicos detalles en los que coincide es la torre, el cabello largo de Rapunzel. También cabe mencionar que a comparación de las historias anteriores esta es básicamente normal, excepto por algunos detalles.

El cuento inicia cuando el padre de Rapunzel toma unas flores de un jardín que resulta ser propiedad de una bruja. La mujer le deja llevarse las flores, con la promesa de que el hijo que espera su esposa le sea otorgado al momento en que nazca. Y así, Rapunzel nace y pasa a vivir con la bruja, quien la encierra en una solitaria torre. La bruja acude a visitarla en ocasiones, pidiéndole a la joven que deje caer su largo cabello para que pueda ella trepar la torre.

El príncipe la descubre y comienza a frecuentarla, trepando hasta la torre gracias al cabello de Rapunzel. La bruja descubre esto, corta su cabello y la echa de la torre. Después, engaña al príncipe con el cabello de Rapunzel para hacerlo trepar y luego dejarlo caer sobre los espinos que hay debajo, dejándolo ciego. Vagando por el bosque, el príncipe encuentra a Rapunzel, quien ha dado a luz a gemelos. La joven llora al ver el estado en que se encontraba su amor, curando milagrosamente al príncipe con sus lágrimas.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

- US -